La madre de Adara se rompe al hablar de su infancia y la presentadora se deshace

Lara Álvarez y Elena llorando desgarradamente en ‘Supervivientes 2020’: así es el morbo más carroñero de Telecinco

La gala más gratuitamente trágica y lacrimógena del reality

Lara Álvarez y Elena llorando desgarradamente en ‘Supervivientes 2020’: así es el morbo más carroñero de Telecinco

La del martes 19 de mayo de 2020 fue la gala más lacrimógena de ‘Supervivientes 2020’. También fue la más gratuita y morbosa. El reality presionó a sus concursantes para que contaran sus desgracias y funcionó. Ver a Elena Rodríguez, madre de Adara, hablar de abusos infantiles, consiguió arrasar en audiencia (24,7 % de cuota de pantalla).

En Supervivientes 2020 se han inventado una prueba llamada ‘El puente de las emociones’, barata excusa para que los participantes cuenten sus secretos más oscuros. Es decir, un ‘Deluxe’ sin pagar por la exclusiva.

La dura infancia de Elena

El caso es que, contra todo pronóstico, la concursante más impactó a la audiencia y a los allí presentes fue Elena, la madre de Adara Molinero. La mujer empezó a llorar nada más subir al puente.

La concursante empezó a llorar nada más subir al puente. Tras el ánimo de Lara Álvarez recordándole que es una auténtica superviviente al haber llegado tan lejos, Elena dio un testimonio sobrecogedor sobre su infancia pisando el primer peldaño del puente, la ‘culpa’.

Érase una vez una niña que tenía una familia maravillosa, de cinco hermanos, un papá y una mamá. Pero esta niña tenía un defecto: no sabía enfrentarse, era disléxica y tenía falta de concentración. Su madre no lo entendía y pensaba que se portaba mal. Su mamá usaba la correa para intentar que esa niña hiciera las cosas bien

No sé si hay culpables porque cuando no se entiende lo que pasa o piensas que esa es la forma de educar correcta, no hay culpables. Es verdad que llevo mucho dolor, pero amo a mi madre más que a mí misma

Pero Elena también explicó lo que su infancia le había acarreado en su vida:

Cada correazo que me daba hacía que yo me hiciera más pequeña. Hacía que yo dejara de existir y que hubiera un monstruo que me atormentara diciendo que no iba a ser capaz de hacer ni decir nada».

La culpa va por mis hijos. La culpable de meter mierda en cada ocasión fui yo. Fui culpable por no darme cuenta antes de lo que pasaba. Nunca he hablado con esto de vosotros pero hay cosas que yo no tenía que haber permitido y como madre soy culpable

Les dijo indirectamente a sus hijos, Adara y Aitor.

Y a todo esto, Lara Álvarez , quiso mostrarse empática y lloró en directo. Lo malo es que, como ya se había emocionado con Elena, parece que se sintió ‘obligada’ a llorar con el resto.

Ana María Aldón también habló de su terrible infancia y, por su puesto Rocío Flores, quien volvió a recordar su trauma con su madre. Es curioso que, con todos los dramones que se vivieron esa noche, en el plató sólo se centraron en la infancia de Rocío Flores, de lejos, la trama más manida y menos interesante de todas.

Mátame Camión / Supervivientes 2020 o el bochorno generalizado en isla 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído