Impactantes imágenes del hijo de Carmina Ordóñez saliendo de una clínica de estética

La revista ‘Semana’ vuelve a la carga contra Julián Contreras mostrando su aspecto tras un implante capilar

Unas semanas antes, el joven denunció en Periodista Digital cómo la revista había manipulado una información sobre él

La revista 'Semana' vuelve a la carga contra Julián Contreras mostrando su aspecto tras un implante capilar

Parece que hay una guerra entre Julián Contreras y  Semana. Después de que el hijo de Carmina Ordoñez denunciase en Periodista Digital que la revista había mentido sobre su persona, este 26 de mayo de 2020, la publicación ha mostrados unas (gratuitas) fotografías del joven  tras someterse a un trasplante capilar.

Las fotos más gratuitas de Julián Contreras

Según publicó Semana el 26 de mayo de 2020, Julián Contreras Jr, de 34 años,  acudió el lunes 25 a la clínica Livet en Madrid para someterse a un injerto capilar. legó solo, provisto de mascarilla y con el semblante muy serio y ocho horas después salió acompañado de una “misteriosa mujer” d ela que aún se desconoce su identidad.

Las imágenes que se muestran la revista son, como mínimo incómodas. En ellas se ve a Julián con mascarilla, la cabeza rapada y con unas gasas y vendas que protegían su piel. Estaba recién operado, por lo que parte de su cuero cabelludo, especialmente la zona receptora, parecía irritada.

La guerra entre Julián Contreras y la revista Semana

Es curioso que estás imágenes aparezcan semanas después de que que estallase una polémica entre Julián Contreras y la mencionada publicación.

En una exclusiva para Periodista Digital, el hijo de Carmina Ordoñez se quejó de una entrevista fraudulenta en la que la revista Semana bautizó como: “Julián Contreras nos confiesa la difícil situación económica a la que se enfrenta”
Según nos concontó el propio Contreras:

Es lamentable que desde un medio que lleva tantos años no hayan pasado a estas alturas ese pulso de dignidad. Me parece impresionante tanto sencionalismo. Ya basta de dar la vuelta a cosas solo para que encajen bien.»Lo que no es cierto hay que decirlo.

Rectificar es de sabios y, pese a que asegura que «en otros medios no han querido hacerlo» (lo califica con suma puntería como «un flaco favor a la profesión») y tampoco «se me pasa por la cabeza que la supriman porque sé cómo funciona su maquinaria», en Periodista Digital corregimos, el 7 de mayo de 2020, dicha información que «está dibujando un retrato de mí, que no es cierto y no me beneficia ni me divierte», en palabras del hijo de Carmina Ordóñez.

«He tenido que leer una serie de cuestiones, comentarios y opiniones que son falsas y me parece injusto», revela, al tiempo que recomienda a los lectores verificar las informaciones que se divulgan, pues «se ha llegado a decir «por cosecha propia» que «estoy desaparecido y nada más lejos de la realidad».

Pese a que el contenido fue publicado a inicios del mes de mayo, la entrevista data de «dos semanas atrás», cuando a Julián le suena el teléfono; era una periodista que «quería hacerme unas preguntas para la web de Semana sobre cómo estoy llevando el confinamiento». Él las respondió «sin problemas, como he hecho con otros medios». En ese momento confiesa que «me olvido por completo del tema y creo que es una nota más de un portal más».

Mi sorpresa viene cuando empiezo a recibir llamadas y mensajes de gente preocupada por mí tras leer la entrevista. Es ahí cuando, muy desconcertado, me vuelvo a poner en contacto con la persona que me llamó (responde al nombre de Gloria López) y me insiste en que el titular está adornado y moldeado, pero si leo el interior, todo está correcto.

Nada más chequear el reportaje, advierte «unas fotos de hace seis años y solo una parte de lo que hablamos». «Hasta ahí», asevera, «porque el enfoque no era ese en absoluto. Hay que ser muy retorcido para extraer algo así».

La conversación que tuve con ella fue sobre el coronavirus y es ahí cuando se interesa por saber si estoy trabajando; yo le digo que no, que me he acogido a un ERTE como el resto de la plantilla del bingo en el que colaboro y como casi seis millones de españoles. Únicamente le comento que es temporal y en ningún momento le transmito que tenga problemas económicos, porque no los tengo, ni una situación ruinosa, que tampoco tengo, ni muchísimo menos», sentencia, insistiendo en que «si quisiera comunicar esto» sabe perfectamente «dónde tengo que hacerlo y cómo beneficiarme por ello».

Yo nunca concedí la entrevista para papel, solo para la web. Se trató de justificar diciendo que son del mismo grupo, pero las cosas no son así. Yo lo hice para la web, porque cuando son para revistas (prensa), tengo una serie de condiciones, no solo económicas, sino, por ejemplo, vigilo mucho las fotos. Esto no me está gustando nada.

Jamás mencioné que estuviera atravesando una situación problemática o lastimosa. Yo eso lo superé hace tiempo, pero da la sensación de que tengo que estar así toda la vida. No me trago ni lo del titular, ni nada. Es un cebo para manipular a la gente. Me parece una vergüenza que traten de colar un reportaje completamente sesgado, manipulado y tergiversado con fotos de hace mucho tiempo que además se corresponden con un desahucio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído