Muere Luna, la perra que convivía con Obregón y su hijo

Ana Obregón sufre otro revés tras la muerte de su hijo Aless: «Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros»

La actriz y presentadora escribe una emotiva carta en Instagram

Ana Obregón sufre otro revés tras la muerte de su hijo Aless: "Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros"

Tras la muerte de Aless Lequio, su madre, Ana Obregón, ha tenido que afrontar otra pérdida. El 7 de junio de 2020, la actriz y presentadora escribió una hermosa carta en la que se despedía de Luna, la perra que compartía junto a su hijo. El texto es desgarrador.

Cuando tenías 13 años me regalaste por mi cumple una foto en la que escribiste: Luna, Aless y mamá. Éramos una familia llena de amor. Siempre juntos los tres.

Así comienza Obregón su homenaje en Instagram, a Luna, un precioso labrador blanco que, según Ana, no ha podido soportar la pérfida de Aless Lequio:

Lunita te esperó varios meses a que volvieras a casa pero nunca lo hiciste. Se que se ha ido de pena, para poder estar contigo.

Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre. No sé cómo decirlo. Aquí abajo me siento huérfana de hijo y de mi mejor amiga. Os echo infinitamente de menos.

Acompañando al texto, Obregón ha colgado una foto en blanco y negro de su hijo abrazando a su mascota.

Un ejemplo de valentía y de dignidad

El 13 de mayo de 2020 murió Aless Lequio, al los 27 años, tras una larga lucha contra el cáncer.

Sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, estuvieron con él hasta el final.

La suya es una historia de fortaleza y optimismo absolutamente ejemplar.

Se apagó mi vida

Con estas terribles palabras se despidió  Ana Obregón de su único hijo en Instagram.

Junto a la frase, una fotografía de los dos abrazados, felices.

Ana Obregón, ‘Anita la fantástica‘, como fue bautizada hace mucho por su don para decorar la realidad, disfrazarla a su antojo, siempre ha tenido muy claro que, además de ser el mayor ejemplo del ‘show business’, de crear un personaje como pocos ha habido en este país, era, sobre todo, madre. No había entrevista en la que no pusiera a su hijo, desde que era un bebé, como epicentro de su vida.

Aless fue, sin duda, el gran amor tanto de Ana Obregón como de su padre, Alessandro Lequio. Por él limaron asperezas y mantuvieron una relación idílica a pesar de su separación.

Hace dos años, cuando empezaron los rumores de que el joven podría estar enfermo, la familia se adelantó a una exclusiva y colgaron- padre, madre e hijo- un selfie en redes sociales, desde NY (donde estaba empezando su tratamiento), mostrando al mundo el aspecto de Aless, transformado por la quimioterapia.

Pero aún así, Obregón nunca negó lo que ocurría pero la gente que la conoce coincide en que se mantuvo al lado de su hijo hasta el último momento, siempre apoyando, siempre optimista, sin rendirse, sin dejar de transmitir un mensaje de esperanza a los que podía sufrir circunstancias similares.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído