¿Cómo puede evitarse la transmisión aérea del virus en lugares cerrados?

Si las mascarillas no son suficiente para frenar la COVID-19, ¿qué más hace falta?

La irradiación ultravioleta y el gas ozono, claves para la desinfección

Si las mascarillas no son suficiente para frenar la COVID-19, ¿qué más hace falta?

Las mascarillas, la higiene y la distancia social son los pilares fundamentales para evitar el contagio del coronavirus. La pregunta es si estas medidas son suficientes o no. La OMS ya ha demostrado que el virus se propaga por el aire y que, en sitios cerrados, el riesgo es mayor debido, entre otras cosas a los aires acondicionados. ¿Cómo podemos protegernos de la mejor manera posible?

En una situación de pandemia como la del SARS-2 (Covid -19) que vivimos en la actualidad, se ha detectado una relación entre la alta carga viral y la probabilidad de contraer la enfermedad. No solamente eso.

Tal y como apunta el ingeniero de Telecomunicación , José R. Vigil, aunque los mecanismos de infección y defensas del sistema inmune en relación con el Covid-19 son aun objeto de estudio, parece claro que una alta carga viral, es responsable de la gravedad de muchos casos que han llevado a la muerte de muchos pacientes.

La alta carga viral parece ser consecuencia de ciertas situaciones que se han vivido en el entorno hospitalario en situaciones de colapso. Solo hay que imaginar una sala de espera de un hospital con más de doscientos pacientes tosiendo para visualizar el resultado.

El pasado 6 de Julio de 2020 una carta fue enviada a la Organización mundial de la Salud (OMS) firmada por 239 científicos en la que se afirma claramente que el virus SARS-2 causante del Covid-19 flota en el aire y se trasmite por vÍa aérea. La carta insta a la OMS a hacer publica la evidencia como sigue:

Y, por lo tanto, no se puede descartar la posibilidad de transmisión en el aire en entornos públicos, especialmente en condiciones muy específicas, en lugares abarrotados, cerrados y mal ventilados que se han descrito. Sin embargo, la evidencia necesita ser documentada e interpretada.

Es un hecho, pues, que el Corona Virus causante del Covid-19 se transmite por vÍa aérea. Sin duda es la razón del altísimo nivel de contagio social que se está registrando.

TRANSMISIÓN AÉREA

En una investigación para la revista Emerging Infectious Diseases, los investigadores vincularon nueve infecciones por coronavirus en Guangzhou a una mujer de 63 años.

La mayoría no había tenido ningún contacto directo con ella, pero se sentó en las mesas vecinas en un restaurante.

Parece que la ventilación del restaurante expulsó partículas virales. Otros estudios han demostrado contagio solo por compartir un ascensor. El resultado de estos estudios es alarmante porque implica que en locales cerrados el aire acondicionado puede ayudar a propagar la infección del Covid-19.

SISTEMAS DE AIRE ACONDICIONADO: RECIRCULACION

En un sistema de Aire acondicionado el condensador es un intercambiador de calor donde se efectúa la transferencia térmica entre el calor y el frío al convertir el vapor en líquido. La presión para disminuir el consumo energético y la correspondiente huella de carbono ha hecho que en los sistemas de Aire Acondicionado modernos, una gran parte del aire que entra en el conducto de admisión del condensador viene directamente del propio local a climatizar. Es decir estamos recirculando el mismo aire viciado una y otra vez.

Pero apagar el aire acondicionado de un recinto de pública concurrencia no es una opción realista. El aire acondicionado es necesario. Es mas es imprescindible.

El hecho de que pacientes asintomáticos han transmitido la enfermedad del Covid-19 sin contacto físico ha sido ya comprobado en diversos estudios.

Las soluciones

Luz ultravioleta.

La radiación ultravioleta de campo profundo daña los enlaces del ARN de los virus. Intensidades relativamente pequeñas de radiación en ciertas longitudes de onda provocan cambios en los enlaces de ARN del virus, cruzando sus enlaces en un proceso llamado Dimerización.

La energía ultravioleta inactiva la reproducción de virus ARN, virus ADN, Bacterias, hongos y otros parásitos. Solo una energía pocos miliJulios por centímetro cuadrado destruyen con facilidad la capacidad de reproducción de los Coronavirus.

En los estudios publicados la inactivación llega a ser de 1 en 100.000 es decir log5 en exposición de unos pocos minutos. La desinfección Ultravioleta no deja ningún residuo

El gas Ozono

Otra opción es el gas ozono,  que destruye la capa exterior de proteína que recubre el virus. Además está documentado que daña el ARN de los virus impidiendo su capacidad de fijarse a la célula huésped y por lo tanto su reproducción.

El ozono tiene un poder de desinfección 10 veces más grande que el hipoclorito sódico (es decir la lejía) y sin embargo no deja residuos tóxicos como el amoniaco o la lejía.

En altas concentraciones y por periodos largos, el ozono puede irritar las vías respiratorias.

¿Y si mezclamos las dos soluciones sin riesgo para la salud?

Hay muchas empresas que están desarrollando sistemas de desinfección pero hay una en el mercado español que ha destaco por su eficacia y, sobre todo, por la seguridad que ofrece para las personas.

Los equipos I-ON AIR están inspirados en los sistemas de desinfección por ionización utilizados en EEUU, Canadá y Japón de eficacia homologada por la EPA y el FDA para inactivación de Virus, bacterias y otros patógenos.

Han mejorado, sin embargo, el proceso de desinfección con varias novedades tecnológicas. Estos equipos ofrecen para las empresas de turismo y hostelería:

BAJO COSTE DE ADQUISICION,

FABRICADO EN ESPAÑA CON COMPONENTES DE ALTA CALIDAD

INGENIOSO SISTEMA MODULAR,

INSTALACION RAPIDA Y SENCILLA EN UNAS HORAS SIN OBRAS ALTISIMA EFICACIA: BAJADA DE CARGA VIRAL > 105 De muy fácil instalación, permiten adaptarse a cualquier sistema de climatización de aire por conducto existente.

VENTAJAS DE LOS SISTEMAS I-ON AIR

DESINFECCION INTELIGENTE BASADA EN SENSORES

Los sistemas incorporan sensores calibrados que miden en tiempo real los niveles de irradiación Ultravioleta y los de Ozono. El ciclo de desinfección no se basa en un temporizador como los equipos de la competencia

I-on utiliza un nuevo proceso basado en un algoritmo que lee en tiempo real la información de los sensores y ajusta el tiempo de irradiación, generación y recombinación del Ozono para la obtención de un nivel determinado de desinfección

TRAZABILIDAD EN TIEMPO REAL DEL PROCESO CON REGISTRO EN LA NUBE

Tan importante es desinfectar como saber positivamente que se ha hecho. A requerimiento de nuestros clientes hemos desarrollado un sub-sistema que localiza geográficamente el equipo de desinfección, y registra todos los parámetros procedentes de los sensores en un servidor en la nube.

Estos datos del proceso son almacenados en una base de datos que se puede consultar desde cualquier dispositivo. Esto permite demostrar a los clientes y a las autoridades la efectividad de las medidas de protección frente a las infecciones comunitarias.

DOBLE DESINFECCION SINERGICA: ULTRAVIOLETA + OZONO

Somos los únicos fabricantes de equipos de desinfección total. Damos la opción de añadir un ciclo combinado de Ozono al proceso de irradiación Ultravioleta. Esta opción supone un efecto sinérgico y complementario que potencia la seguridad y efectividad del proceso de desinfección.

El Ozono es un gas y llega a cualquier rincón, por escondido o difícil que sea. Con este proceso combinado la desinfección es total

Esta opción supone un efecto sinérgico y complementario que potencia la seguridad y efectividad del proceso de desinfección. El Ozono es un gas y llega a cualquier rincón, por escondido o difícil que sea. Con este proceso combinado la desinfección es total

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído