Las Campos van de elegantes y son de lo más ordinario que hay en televisión

Del «cómeme el potorro» de Carmen Borrego a las «porras grandes y gordas» de Terelu: esta la ‘clase’ que tienen las Campos

La pillada de Carmen Borrego en ‘Viva la vida’ demuestra la doble cara de la familia

Del "cómeme el potorro" de Carmen Borrego a las "porras grandes y gordas" de Terelu: esta la 'clase' que tienen las Campos

Las Campos siguen vendiendo la imagen de ser algo así como la realeza televisiva española. Van de elegantes, de elitistas, paradigma de la clase alta. Todo lo contrario, María Teresa, Terelu y Carmen son de lo más ordinario, auténticas chabacanas. Tenemos pruebas.

No hay nada malo en ser ordinario. Al revés. El problema es cuando vendes una imagen que no es. Las Campos miran a los demás por encima del hombro. No hace falta conocerlas para saberlo, tan sólo hay que ver la televisión. Son soberbias y altivas pero se les hincha la boca de decir que son auténticas señoras, discretas, elegantes y de alta cuna.

El “potorro” de Carmen Borrego y otras salvajadas de la pequeña de las Campos

Vayamos a la última y soez  escena protagonizada por una de las Campos. Sucedió el domingo 4 de octubre de 2020.

La polémica surgió debatiendo sobre la terrible entrevista que María Teresa Campos  había concedido, el día anterior, en el ‘Deluxe’ (de la que hablaremos más tarde).

Todos en ‘Viva la vida’ criticaron a la matriarca Campos e incluso Diego Arrabal dijo que le había dado “vergüenza”.

Borrego quiso defender a su madre y le contestó:

A mí no me dio vergüenza, todo lo contrario, me enorgullece tener la madre que tengo. Te respeto pero estás hablando de mi madre. A mí no se me ocurriría hablar así de la madre de nadie, que mi madre sea pública no significa que se diga lo que dices

Una respuesta, incongruente pero más o menos educada.

Eso sí, cuando pensaba que las cámaras no la estaban grabando, una pilló a Carmen Borrego decirle a Arrabal:

Cómeme el potorro

Fue algo que pasó casi desapercibido pero estamos en la era de Twitter y todo se capta, así que la escena de Borrego diciendo entre dientes que su compañero le comiera sus partes íntimas se hizo viral.

Desde que la conocimos a nivel mediático en el docu-reality de las Campos, Borrego se presentó como la más ordinaria de la familia, por eso, al principio nos caía bien.

Carmen era aquella que se reía de su hermana, que le decía que se comiera una “buena porra” y que no se cortaba en nada. Era un personaje nuevo y fresco.

El problema llegó cuando se pensó que era una estrella de la televisión, se metió en ‘Sálvame’ y se pensó que ella era más que los demás, que sus compañeros eran gentuza.

Borrego pasó de repente a ser una ‘reventada’ y a hacer el papel de víctima.

Iba de elegante, vendiendo exclusivas súper horteras en su casa e imitando a su madre y hermana.

Pero cuando Borrego sufrió un tartazo en ‘Sálvame okupa’ ahí sí que volvimos a ver su parte agresiva y soez.

Luego fichó por ‘Viva la vida’ y aunque ahí sigue fingiendo que es de la alta sociedad, cuando se enfada, muestra quién realmente es.  De hecho, hasta la mismísima Emma García ha tenido que frenarla en más de una ocasión.

Y todo esto mientras que practica una violencia mucho más pasiva: vendiendo exclusivas poniendo a parir a todo el mundo para, después, negarlo y hacerse la víctima.

Terelu: Del ‘Pim Pam’ a las porras

Terleu siempre ha sido la ‘heredera’. Quería ser la versión fina y elegante de su madre y por un tiempo lo fue.

Como buena enchufada, Terelu consiguió ser presentadora muy joven y se vino arriba.

Terelu quería ser moderna pero elegante, fingía ser amable con todo el mundo y tener una clase infinita hasta aquel día en el que la pillaron en pleno calentón sexual, bailando eróticamente con el que fue su novio más famoso hasta la fecha, Pipi Estrada (del que luego renegó). La escena se conoce ahora como el ‘PimPam’  de Pipi y Terelu.

El ‘pim pam’ entre Terelu Campos y Pipi Estrada, desatados en una discoteca 

La imagen de Terelu fue degradándose hasta ‘Las Campos’, el ya mencionado documental, en el que la hija mayor no dudaba en comerse una porra muy grande mientras insultaba al cámara, amenazándole para que no lo grabase. La imagen, obviamente, es un clásico de nuestra televisión.

María Teresa: Insultos a Vasile y a Jorge Javier

El secreto del éxito de María Teresa Campos ha sido esa mezcla entre mujer poderosa y profesional y maruja de pueblo de toda la vida.

La matriarca, reina de la comunicación en este país durante años, siempre ha sido alguien cercano  pero, poco a poco, fue creyéndose más importante y ahí fue cuando se equivocó.

Campos se fue anclando en su papel de dama ‘todo poderosa’ y de ahí nació su soberbia.

La escena más vergonzosa de la cerrera de María Teresa fue cuando fue fichada por Antena3, abandonando su programa de éxito en Telecinco.

Ya en su nuevo hogar profesional, Campos, sin cortarse, llamó “gilipollas” (y muchas más cosas) al mismísimo Paolo Vasile, Consejero Delegado de Mediaset España.

Luego, María Teresa tuvo que regresar con el rabo entre las piernas a Telecinco.

Pero la actitud de mamá Campos ha ido a peor. Su última salida de tono la vimos el 3 de octubre de 2020.

La veterana periodista se sentó en el ‘Deluxe’ y se mostró amargada y despótica, amenazando cada cinco minutos con abandonar pero sin llegar a irse.

Jorge Javier la ‘picaba’ y ella llegó a insultarle de manera incomodísima.

Tonto. Que te vas a quedar solo, que nadie te quiere, que Paco (su exnovio) te dejó y solo estaba contigo por interés. Cómo sigas así te va a dar otro ictus.

Repetimos, todos tenemos un lado ordinario y no es malo, lo malo es vender otra cosa y sentirse superior a los demás.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído