‘Sálvame’ se burla de la colaboradora un día después de su gran ‘brote’ de histeria

La imagen más surrealista: Kiko Matamoros pintado de azul para reírse de Anabel Pantoja

Matamoros, el ‘genio de la lámpara’ para concederle deseos a su compañera

La imagen más surrealista: Kiko Matamoros pintado de azul para reírse de Anabel Pantoja

Anabel Pantoja abandonó ‘Sálvame’ el 3 de febrero de 2021. Bueno, eso es lo que dijo pero al final se quedó. El programa, al día siguiente, se burló de ella utilizando a su mayor enemigo, Kiko Matamoros.

El último ‘brote’ de Anabel Pantoja

El 3 de febrero, Anabel volvió a ‘brotar’ pero de manera especialmente violenta. La sobrina de Isabel Pantoja, harta de ser la “vaga”  de ‘Sálvame’ y de que la acusen de no entrar en los conflictos familiares (ambas cosas son ciertas), tiró la toalla.

Pero Anabel, como buena dramática que es, suele hacer eso. Explota, monta el numerito y jura y perjura que no volverá al plató. Acto seguido siempre regresa.

De hecho, ese miércoles, Anabel confesó que odia ir a trabajar. Que para ella es una tortura ir a hablar de su primo  (Kiko Rivera) y de si tía Isabel Pantoja.

Al final, Carlota Corredera, la presentadora de ese día, convenció a Anabel para que se quedara aunque la colaboradora pidió tres deseos para continuar en su puesto de trabajo, entre ellos, que la dejaran hablar más sus compañeros sobre otros temas que no sean su familia y otro, atención, sólo acudir los lunes y los martes para no tener que viajar tanto desde Canarias, que es donde vive ella con su novio.

Kiko, disfrazado de genio

Y como estos de ‘Sálvame’ tienen muy mala leche (y mucho humor) al día suficiente apareció Kiko Matamoros, gran enemigo de Anabel, disfrazado del genio de la lámpara de Aladdín , pintado de azul y entre humo y efectos sonoros.  Surrealista.

Tú eres la dueña la lámpara, estoy aquí para cumplir todos tus deseos

dijo una voz que parecía venir desde las profundidades de la tierra.

El genio le mostró que su primer deseo está cumplido, trabajar el lunes y el martes, Anabel lo celebró por todo lo alto y pedía otro deseo: bajar diez kilos.

Anabel se pesó y no había perdido ni un gramo algo que le extrañó:

Con el disgusto de ayer tenía que haber adelgazado algo.

Esto es absurdo.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído