"Mi hija me pegó y llamó a su padre y le dijo: ‘Papá, ya está hecho’."

Rocío Carrasco habla de la paliza que le dio su hija y revienta Telecinco: «La culpa es de su padre»

Impresionante entrevista a la hija de Rocío Jurado en Telecinco.

Rocío Carrasco habla de la paliza que le dio su hija y revienta Telecinco: "La culpa es de su padre"

Llegó el momento: Rocío Carrasco se ha sentado en un plató de Telecinco para hablar de toda la leyenda que ha rodeado a su persona durante 20 años.

Rocío Carrasco: explotación y miseria televisiva

Desde el 22 de marzo de 2021 se ha creado un nuevo y peligroso debate nacional. Ese día se estrenó ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, la docuserie sobre Rocío Carrasco en la que la hija de Rocío Jurado denuncia malos tratos por parte de su exmarido, Antonio David Flores (colaborador de ‘Sálvame’ hasta ese momento).

La cadena se ha puesto de lado de Carrasco, despidiendo inmediatamente a Antonio David, condenándole como maltratador sin que ningún tribunal lo haya declarado culpable (aunque tampoco inocente, su causa sigue abierta).

Aunque Antonio David está fuera de Teleicnco, su familia no. Su mujer concursa en ‘Supervivientes 2021’ y su hija ha fichado como colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’

Además, hubo un auténtico debate nacional. ¿Crees a Rocío Carrasco o a Antonio David? Así, de forma tan frívola, se han tratado temas tan graves como los malos tratos, la presunción de inocencia o el estado de derecho.

Un circo orquestado por Mediaset para hacerse de oro ya que las audiencias han sido estratosféricas.

Desde Telecinco han hinchado un debate que ha convertido la violencia machista en un tema político y no transversal (que es lo que debería ser). Pero claro, si la ministra de Igualdad entra en directo en ‘Sálvame’ para opinar y juzgar sin haberse informado bien, qué queremos…

Rocío se enfrenta a las ‘dudas’

Es curioso que Antonio David Flores lleve 20 años vendiendo una historia sin pruebas. Le hemos comprado sus argumentos sin rechistar y Mediaset, la misma empresa que ahora le condena, le ha mantenido mientras humillaba a su exmujer.

Pero a Rocío Carrasco se la cuestiona cuando ha presentado todo tipo de pruebas e informes para corroborar su historia.

La primera que la ha cuestionado ha sido su propia hija, Rocío Flores, quien pocos días antes de la entrevista, aseguró que había llamado a su madre y que esta no le cogió el teléfono.

Esa es la gran pregunta en torno a Rocío Carrasco: ¿Por qué no quiere hablar con sus dos hijos?

Para contestar, la hija de ‘La más grande’ decidió sentarse en un plató de Telecinco sin vetos de temas ni colaboradores (algo que su hija, por ejemplo no ha hecho puesto que no permite que se sienten junto a ella personajes críticos con su padre).

La paliza que Rocío Flores le dio a su madre

El 27 de junio de 2012, Rocío Flores, con quince años, le dio una paliza a su madre. Esto ya se sabía, se publicó hace meses en Vanitatis pero, curiosamente, en ‘Sálvame’ casi no se hicieorn eco de eso. ¿Por qué¿

Según Jorge Javier Vázquez y Carlota corredera, presentadores del especial ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, Carrasco llamó a los jefes de la productora, La fábrica de la tele, para que no se hicieran eco de eso y que protegieran a su hija en televisión. 

Recordemos que Rocío Flores, en numerosas ocasiones, ha dicho que no le tiene que perdón a su madre por nada.

Blas Cantó y las lágrimas de Rocío Carrasco

Blas Cantó, representante español en Eurovisión (y tras pedir, mucho, que le sacaran en el programa) cantó ‘Como las alas al viento’, canción que interpretó en su momento Rocío Jurado, lo que provocó que Carrasco entrase llorando en el plató.

Rocío confirma los malos tratos que recibió de su hija: «llamó a su padre y le dijo: ‘Papá, ya está hecho'»

La entrevista comenzó fuerte, hablando de la relación con su hija y del mencionado episodio de malos tratos.

Yo nunca hice esto con ninguna otra finalidad que fuera la que me escucharan, que se supiera lo que he vivido y lo que he sufrido. Hay cosas que puedo demostrar y otras, mis sentimientos y vivencias, no puedo.

Viendo la repercusión, estoy orgullosa de mi misma.

Este es el testimonio de miles de mujeres. Yo lo hago público porque me han llevado a hacerlo público.

El 27 de julio de 2012, Rocío me agrede y yo termino en un hospital. Es algo que se sabe pero yo quiero decir una cosa. Rocío llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Una víctima más vulnerable que yo. Quiero pedir públicamente, a las personas que la atacan, que no la ataquen a ella, que ella no tiene la culpa. La culpa la tiene otra persona. Su padre. Eso quiero que quede claro.

No denuncié a mi hija. Nunca la denunciaría. Primero porque es una víctima y segundo porque es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida. Todavía hoy lo es. La maternidad es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida. Siempre la he querido proteger.

A mí me estaba pegando una paliza su padre, no la niña.

Mi reacción (durante la paliza) fue sentir pánico. Sentí pánico por lo que sabía que iba a suceder después.

En esa situación me di cuenta de que sucedían cosas.

Yo no tuve más remedio que relatar lo que pasó delante de un juez.

Ella sí me denuncia a mí por maltrato. Ella y su padre.

A mí mi hija me pega, se monta en un coche  y llama a su padre y le dijo: ‘Papá, ya está hecho’.

De ahí se fue al colegio y allí fueron a buscarla unos amigos de su padre y de ahí fueron con su padre para ir a la guardia civil y denunciarme.

Ellos me denuncian mientras yo estoy en el hospital.

Yo no quise declarar en contra de ella.

Mi hija nunca se ha preocupado por mi estado.

El vínculo entre madre e hija es algo que no se puede romper peor ahora está solapado, invisible. Ese vínculo sigue, no me lo va a quitar nadie. A esa la he parido yo.

No me siento preparada para coger el teléfono a mi hija.

Jamás en la vida le he dicho yo a mi hija: ‘Aquí no llames, yo no soy tu madre’

Yo no estoy preparada para hablar con ella, ni ella lo está.

Tiene que pasar tiempo y que ambas estemos preparadas.

Tenía pánico de vivir con mi hija.

Nunca dejé de querer a mi hija. Nunca se deja de querer a un hijo.

He visto a mi hija en la tele pero me voy a hacer otra cosa cuando aparece porque no me hace bien el ver que esa niña no existe ya. Yo no quiero verlo.

Yo cuento este episodio porque es necesario para explicar la magnitud del monstruo que es el padre. Lo que me ocurrió fue su obra maestra.

Tras ver la duras críticas que Alessandro Lequio ha vertido sobre ella en ‘el programa de Ana Rosa’, Carrasco dijo:

No ha entendido nada de mi vida. Y no me extraña lo que ha dicho porque perro no come perro. Si tiene ese pensamiento es que es muy parecido al ser (Antonio David).

¿Y por qué los jueces no han dictado sentencia aún en su caso? Según Rocío:

Yo creo en la justicia pero se tiene que renovar y escuchar a las mujeres.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Lo más leído