Venganza familiar

No se puede caer más bajo: Kiko Rivera aprovecha la muerte de su abuela para machacar a su madre

Ana María Martín ha fallecido a los 90 años

No se puede caer más bajo: Kiko Rivera aprovecha la muerte de su abuela para machacar a su madre

Ana María Martín, la madre de Isabel Pantoja, ha muerto a los 90 años después de una larga enfermedad, según han adelantado El Español y Lecturas y ha recogido la web de Telecinco. Lo ha hecho en la privacidad de la finca Cantora, por lo que está previsto que este miércoles se celebre una incineración en la más estricta intimidad.

El fallecimiento de la nonagenaria se produce días después de ingresar de urgencia con un diagnóstico crítico en el Hospital Universitario de Puerto Real, en la provincia de Cádiz, centro que abandonó hace aproximadamente una semana para despedirse rodeada de los suyos.

Ana Martín llevaba años luchando contra una delicada enfermedad que, en el último tramo de su vida, la mantuvo alejada de los medios de comunicación y que sufrió importantes recaídas.  Doña Ana lo ha sido todo para Isabel, quien ha vivido con angustia cómo el alzheimer que padecía desde hace años se la iba arrebatando de los brazos sin que nada pudiera hacerse. «Ya no puede comer sola y, a veces, ya ni reconoce a los suyos», decía el entorno de la cantante el año pasado en uno de los ingresos que sufrió mientras la artista participaba en ‘Supervivientes 2019’.

Será incinerada este miércoles en la más estricta intimidad

No ha podido ser. Ana María Martín ha luchado por la vida hasta el último minuto y cuando parecía que los peores presagios se iban a hacer realidad, la madre de Isabel Pantoja mejoraba hasta recibir el alta a finales de la semana pasada tras haber estado ingresada en un hospital gaditano durante varios días. Ahora se sabe que la idea era que se despidiera de toda su familia en su hogar.

En Cantora y acompañada hasta el último momento por sus hijos Isabel y Agustín Pantoja, que no se han separado en los últimos días de su madre, a quien adoraban y en quien han estado volcados desde el grave deterioro de su estado de salud en los últimos años. Según apunta la web ‘Informalia’ la matriarca del clan será incinerara este miércoles en la más estricta intimidad, puesto que la tonadillera se encuentra demasiado devastada para despedirla públicamente.

La última vez que vimos a Doña Ana fue en el 2017 durante el concierto de la artista en Madrid, y aunque su estado de salud ha sido grave durante los últimos tiempos siempre se ha llevado con total secretismo por parte de toda la familia.

La boda de Anabel Pantoja en peligro

Un fallecimiento que se produce tan solo tres días antes de la boda de Anabel Pantoja con Omar Sánchez en la Isla de La Graciosa, donde ya se encuentran Kiko Rivera e Irene Rosales, y donde en pocos minutos aterrizará Isa Pantoja con Asraf Beno. Un durísimo golpe sobre el que todavía no se ha pronunciado ninguno de los miembros del mediático clan, ya que tanto Anabel como Kiko adoraban a Doña Ana, cuya muerte deja a Isabel Pantoja completamente destrozada. Es el golpe más duro de su vida tras los desencuentros con su hijo y en paso por la cárcel. Pero la pasión de la tonadillera por su madre era por todos conocida.

El mensaje de Kiko Rivera

No ha tardado mucho Kiko Rivera en pronunciarse sobre la muerte de su abuela en Instagram.

El Dj, más que mandar un mensaje de dolor y condolencia, lo que ha hecho ha sido atacar de manera desproporcionada (y puede que gratuita teniendo en cuenta la situación) a su madre, Isabel Pantoja, y su tío Agustín.

Hoy te has ido y contigo se ha ido parte de mi vida
No sé qué hacer estoy perdido y en «La Graciosa» Tuve mis dudas de venir pero al final arriesgué y perdí.
Yaya de mi alma tantos meses sin verte y ahora ya no te veré nunca más
Mi abuela, a la que no dejan que vaya a despedirme por mierdas de problemas familiares.
Órdenes expresas desde Cantora… «No queremos que venga nadie»
No sé nada sólo sé por la tele porque nadie me ha llamado para decirme nada.
No sé qué se va hacer ni donde, ni horarios ni absolutamente nada.
Solo quiero que me dejen despedirme de mi abuela.
No quiero saber de nadie más ,todos los demás me importan una mierda
Porque son unos indeseables todos.
Me quedare esperando y rezándote.
Me quedare quieto y callado pensándote.
Lo siento mucho yaya
Pero tus hijos no me dejan despedirme ni siquiera me han informado de tu estado.
Me siento roto, solo y desolado.
Tú alma vive en mi y aunque no me pueda despedir de ti( lo hice en su momento) pero ahora lo necesito otra vez, siempre te llevaré en mi corazón.
Descansa en Paz Yaya.
Por siempre tu nieto favorito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído