¿Qué necesita Mediaset para relazar sus productos estrella?

Malos tiempos para los realities: así se está hundiendo la telerrealidad en Mediaset

El problema es que no quieren gastarse dinero en innovación. Así les va.

Malos tiempos para los realities: así se está hundiendo la telerrealidad en Mediaset

Viendo la última gala de ‘Secret Story’- emitida el 4 de noviembre de 2021- volvemos a confirmar lo que ya sabíamos. Estamos ante el crepúsculo de los realities de Mediaset. Estos programas llevan años enfermos y la razón es muy concreta.

Adiós a Adara, adiós a ‘Secret Story’

Ya sabemos que ‘Secret Story’ es de los realities más aburridos que se han emitido en la historia de Mediaset pero en la última gala se terminó de rematar. ¿Por qué? Porque expulsaron a la única concursante que podía crear algo de contenido, Adara Molinero, la misma a la que llamaron a las pocas semanas de arrancar el show para que animase la cosa. Pues ni con esas. Ahora quieren hacer una repesca pero va a dar igual.

Es la primera vez en años que incumplo mi profesionalidad por no estar pendiente de lo que pasa en un reality las 24 horas del día. Hay dos razones para ello. La primera es que ‘Secret Story’ no funciona en tráfico como han hecho otros realities. De hecho, la audiencia tampoco es que sea muy buena (va a días o a semanas). La segunda (mucho menos importante) es que no me interesa lo que pase dentro. Ni a mí ni a miles de personas. Ni siquiera en Telecinco les interesa. En el resto de programas de la casa apenas mencionan el concurso.

‘Secret Story’ es la guinda de un pastel que lleva pudriéndose varias temporadas y para solucionar la ‘enfermedad’ que sufre Mediaset ahora mismo habría que restablecer los paradigmas de la empresa, cosa bastante difícil de llevar a cabo.

Los realities ha sido siempre el buque insignia de la casa, su gallina de los huevos de oro, su estrategia televisiva y la manera que tenía Mediaset de unir todos sus programas gracias a la retroalimentación de contenidos.

¿Cuáles son los problemas a los que se enfrenta Mediaset a partir de ahora?

Ya no quedan famosos

En primer lugar, ya no quedan famosos. Hasta la fecha, muchos programas de la casa hacían las veces de cantera para los realities ‘gordos’. A saber, ‘Mujeres y hombres y viceversa’, ‘¿Quién quiere casarse con mi hijos?’ u otros parecidos, servían para descubrir ‘nuevos talentos’. Se necesitan espacios con concursantes anónimos para poder crear nuevas estrellas.

Ahora, lo más parecido que tienen a un reality con gente no famosa es ‘La isla de las tentaciones’ pero no es suficiente (incluso ahí, muchas parejas ya son conocidas de otros shows).

Esa sensación de ver a los mismos de siempre en dinámicas de siempre ya cansa.

Mediaset debería apostar por formatos nuevos, rompedores con los que vuelvan los anónimos a primera fila. Tenían una oportunidad de oro con ‘Secret Story’, de hecho, ya que es un concurso que funciona a las mil maravillas si no conoces a los participantes. Hacerlo con famosos ha sido inútil y ridículo.

Si quieres triunfar, invierte

Esta es la quintaescencia del problema. El señor Vasile sigue pensando que la mejor manera de hacer televisión es que esta sea rentable. Gastar poco y ganar mucho. Esto funciona hasta un límite, cuando el público se cansa.

¿Quieres seguir haciendo castings de famosos para tus realities? Genial pero gástate el dinero y mete a gente mucho más potente. Parece que se lo gastaron todo con Isabel Pantoja en ‘Supervivientes 2019’ y ya.

Si no, lo dicho, compra formatos nuevos y empieza a crear cantera.

Falta de compromiso

El problema que tiene Mediaset es que les puede tanto la codicia y la ansiedad por ganar que no respeta al espectador. ‘¡Cuántos cambios de horario y fechas ha tenido ‘Secret Story’ en un par de meses? Uno no sabe cuándo puede verlo.

Pero como han tenido una crisis de audiencia (y digo ‘han’ porque ya parece que la están medio solucionando), se han desesperado y han hecho lo que han querido con la parrilla.

Sus realities cutres siempre tendrán un público fiel. De eso no cabe duda. El problema es que otros muchos ya nos estamos cansando.

La crisis de ‘Secret Story’ debería servir como aviso para navegantes. Espero que se pongan las pilas y hagan algo efectivo y rápido. Y lo digo porque soy el primer amante de este tipo de programas.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Lo más leído