EL MUNDO DE HOLLYWOOD

Joker: lo bueno y lo malo

La película protagonizada por Joaquin Phoenix renueva la mitología del épico villano de Batman, desde un lado más oscuro, violento y al mismo tiempo desgarrador.

Dirigida por Todd Phillips y con un elenco estelar que incluye a Robert De Niro, Frances Conroy, Zazie Beetz y Brett Cullen, la cinta está arrasando en taquilla y va camino de hacerse con todo tipo de premios.

Desde su presentación en Batman #1 (creado por Jerry Robinson en 1940), el Joker ha tenido múltiples adaptaciones en cine, televisión y sobre todo cómics.

Uno de los primeros en retomar el origen del villano fue Alan Moore en su novela gráfica The Killing Joke.

Por otro lado Tim Burton con Jack Napier, hizo énfasis en como ambos personajes, Batman y el Guasón, estaban entrelazados desde el principio.

Lo interesante sobre esta última versión, es que no solo se atrevió a ponerle nombre y apellido, también se animó a explorar el lado humano del personaje, mientras se mantiene la premisa propuesta por Alan Moore “Basta sólo un mal día para volverse loco”.

Otra de las diferencias fundamentales con sus predecesores, en específico con la interpretación de Heath Ledger en The Dark Knight, es que en este caso, el Joker no es una “fuerza del caos”, sino una consecuencia de la sociedad y el sistema, que consigue de forma involuntaria, el mismo resultado: la total anarquía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído