HAY GENTE PARA TODO

La metamorfosis de Adele: 20 meses y 20 kilos después ya no llora, pero suda

La metamorfosis de Adele: 20 meses y 20 kilos después ya no llora, pero suda
La cantante Adele, ahora y antes. PD

El año empezó fatal para Adele y parece que termina estupendo. Arrancó 2019 la cantante con bronca, lágrimas y gritos, que culminaron en abril con la separación de su marido, Simon Konecki, tras ocho años de relación y un hijo en común.

Los motivos de la ruptura siguen siendo una incógnita a día de hoy, porque ambos se han empeñado en mantenerlos secretos, pero todo huele a cuernos, traiciones y malos modos.

Pero no puede llover eternamente y a medida que avanzaban los meses ha ido amainando el temporal y empezando a acumularse la alegrías.

Adele ha lanzado su nuevo álbum 25; ha rehecho su vida con el rapero británico Skepta; y, además, se ha propuesto –y conseguido– quedarse como un figurín.

No a base de pastillas y cosas raras, sino de dieta, gimnasio y disciplina.

En menos de un año ha perdido 20 kilos para de verse más saludable; y los resultados son más que visibles.

Tras unos meses alejada de las redes sociales y de los focos, ha decidido felicitar las fiestas navideñas a sus seguidores con unas instantáneas en las que aparece prácticamente irreconocible.

«Los dos tratamos de arruinar la Navidad, pero luego nuestros corazones crecieron. Gracias por venir a mi fiesta y hacernos sentir como niños, Grinch. Feliz Navidad y felices fiestas a todos».

Eso escribe junto a dos fotografías en blanco y negro en las que posa con Papá Noel y con el Grinch.

No obstante, el cambio de imagen de la cantante ha robado todo el protagonismo a cualquier elemento.

Tal es el impacto visual que, tras su reaparición navideña, numerosos usuarios han dudado que la foto subida por la cantante a su Instagram reflejase el cambio que ha sufrido durante los últimos meses.

Para lograr bajar de peso, Adele ha apostado por la dieta SirtFood, una creación de los nutricionistas Aidan Goggings y Glen Matten que elimina algunos alimentos básicos para lograr resultados tan visibles como los de la cantante.

Un régimen duro que exige constancia en el que, sin embargo, tanto el chocolate como el vino tinto –dos caprichos adultos– sí tienen cabida, aunque, como cabía esperar, consumidos con mesura.

También tienen especial protagonismo alimentos como el kale, las nueces, la cebolla y el apio, todos ellos ricos en enzimas sirtuinas (encargadas de regular el proceso metabólico del cuerpo); y de ahí el nombre de la dieta.

Eso sí, no es un régimen fácil de seguir, puesto que limita la ingesta diaria a 1.000 calorías, pudiendo provocar la ralentización del metabolismo y, según la persona, ansiedad por falta de alimentación.

Adele no ha dejado de lado la esencial práctica de ejercicio, optando por su actividad favorita: el pilates.

Para hacerlo de forma correcta, ha confiado en los vídeos de Joe Wicks, lo que le ha permitido entrenar desde casa.

Aunque, según cuentan, podría haberse puesto en manos del entrenado Dalton Wong, conocido por trabajar con otras estrellas como Jennifer Lawrence, con el que podría haber hecho una inmersión en el TwentyTwo Training: un sistema de ejercicios realizados con bandas de resistencia que apuesta por ejercicios estáticos fáciles de realizar en el hogar.

Te puede interesar

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído