UN ESPONTÁNEO INTERRUMPE LA CONEXIÓN EN TELECINCO

La tensión por el coronavirus hace que Ana Rosa se harte de un bobo colándose en directo

La experimentada Ana Rosa Quintana no pudo escapar a la tensión por el coronavirus este 13 de marzo de 2020.

La flamante presentadora de Telecinco terminó por hartarse de forma repentina de un espontáneo, cuando una de sus reporteras le comunicaba la crítica situación de Madrid ante el avance vertiginoso del Covid-19.

La periodista se encontraba en la Puerta del Sol, y justo en ese momento se disponía a informar acerca de la reunión que estaba llevando a cabo en la sede de la Comunidad de Madrid para combatir la contagiosa enfermedad.

Justo cuando la joven periodista intentaba hablar apareció el espontáneo, apareció ante las cámaras y gritó: ¡La pollaaaaaa!», dejando a Ana Rosa y a todos en el plató sorprendidos, por lo cual la presentadora no se lo pensó dos veces en expresar su indignación ante la tontería del joven.

Una vez terminada la explicación de la periodista, Ana Rosa no se lo pensó dos veces para expresar lo que salió del alma contra el joven, a quien señaló por no entender la gravedad de las actuales circunstancias que atraviesa España.

Oye, este imbécil que se ha puesto por delante de ti, este idiota, ¿no sabe la situación que tenemos en España? ¿No sabe lo que estamos esperando que nos digan en Madrid? Yo le cortaba lo que él ha dicho, concretamente.

«Hombre hay que tener sentido del humor, pero hacer el mamarracho en estos momentos y molestar a millones de personas, tampoco hay necesidad. Estamos hablando de cosas muy difíciles, muy graves y que afectan a la población, a su movimiento y a su libertad», dijo la presentadora que posteriormente dio paso a Alvaro López, quien daba el reporte de las lamentables consecuencias del coronavirus en el País Vasco.

Una jornada muy emotiva

Apenas unas horas antes la presentadora había empezado su programa programa con un mensaje claro para sus espectadores.

Nuestros abuelos dicen que fueron a la guerra por todos nosotros, y nosotros ahora, lo único que tenemos que hacer por ellos, es quedarnos en casa. Porque nuestra guerra es otra, nuestro enemigo es invisible, y en algunos casos, letal. Porque aunque no lo veamos el coronavirus está ahí fuera acechando, no lo subestimemos, hagamos de nuestras casas nuestras trincheras. Protejamos a los nuestros, a nuestros padres, abuelos, a nuestros enfermos, a los sanitarios. Vayamos todos a una. Es el mejor momento para que todos los españoles nos unamos y ganemos nuestra batalla. Nuestra mejor arma es la responsabilidad, así que vamos a hacer uso de ella, está en nuestras manos.

Este es el lema que está extendiéndose y el mío también, según salga de aquí, yo me quedo en casa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído