La realidad detrás de la pantalla opaca la imagen de la carismática presentadora

«Nadie debe hablar con ella, no te acerques, no la mires»: destapan la tiranía en el programa de Ellen DeGeneres

"Puedo decirte que las personas que trabajan con ella caminaron sobre un terreno frágil todo el tiempo"

"Nadie debe hablar con ella, no te acerques, no la mires": destapan la tiranía en el programa de Ellen DeGeneres
La presentadora Ellen DeGeneres.

Una ‘bomba’ es lo que ha caído sobre el programa de Ellen DeGeneres.

Las declaraciones de diferentes colaboradores y de quienes han sido miembros del staff del show televisivo han desvelado la «cultura de trabajo tóxica» que se esconde detrás de la cámara.

Neil Breen, un ejecutivo del programa Today de Australia en 2013 y que ahora tiene su propio programa, declaró que jamás pudo interactuar con la presentadora de 62 años, a pesar de que realizaba una gira de trabajo por dicho país hace siete años.

Breen declaró a 4BC, la estación de radio para la que ahora colabora, que inicialmente DeGeneres sería copresentadora de Today, pero los planes fueron cambiados constantemente por su equipo de producción, con quienes sí tuvo contacto a lo largo del viaje.

Añadió que finalmente se acordó una entrevista con el periodista de entretenimiento Richard Wilkins, lo que significó que para concretar el encuentro su equipo se trasladara de Sydney a uno de los lujosos hoteles de Melbourne, donde recibió extrañas peticiones e indicaciones por parte de las personas cercanas a la también comediante.

“El productor nos llamó a un lado y dijo: ‘Ahora Neil, nadie debe hablar con Ellen. No hables con ella, no te acerques a ella, no la mires’“, recordó el australiano.

“Ella entrará, se sentará, hablará con Richard y luego Ellen se irá”, añadió el encargado de acompañar a Ellen.

Tras escuchar estas peticiones surgieron varias incógnitas en Bren, quien expresó: “Y dije: ‘¿Eres bastante tonto? ¿No puedo mirarla?’. Todo me pareció extraño‘’.

Fue cuando salieron a relucir las peticiones que impone la carismática comunicadora y que le impidieron hablar con ella.

«No tengo idea de si es una buena persona o no, no tendría ni idea. Pero puedo decirte que las personas que trabajan con ella caminaron sobre un terreno frágil todo el tiempo», agregó sobre lo que vivió al lado del equipo del programa conducido por Ellen DeGeneres desde 2003.

Neil Breen también mencionó que además tuvieron problemas durante la entrevista, la cual era interrumpida por las risas del equipo de la famosa.

El escándalo comenzó cuando el diario digital BuzzFeed dio voz a antiguos empleados del programa televisivo, que acusaron al equipo de “racismo” y “cultura de trabajo tóxica”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído