La exalcaldesa de Málaga lideró uno de los grupos de la prueba de exteriores y tuvo varios rifirrafes

Gritos, lloros y tensión: ‘Masterchef Celebrity’ abre en canal a Celia Villalobos (otra semana más)

"No me he sentido respaldada"

Gritos, lloros y tensión: 'Masterchef Celebrity' abre en canal a Celia Villalobos (otra semana más)

Celia Villalobos vivió en la cuarta gala de ‘Masterchef Celebrity 5’ su programa más duro.

A la expolítica le tocó liderar uno de los grupos en la prueba de exteriores en la que tuvo desencuentros con Lucía Dominguín, Ainhoa Arteta y La Terremoto de Alcorcón.

En el cocinado, la malagueña tuvo que hizo frente a las continuas provocaciones de Arteta y Dominguín, que desobedecieron las indicaciones de la capitana y más tarde se mofaron de ella desde el banco. Esto le llevó a perder el control de la capitanía y discutir con La Terremoto. «Tiras la piedra y haces como que no has dicho nada», le reprochó a la expolítica en un primer rifirrafe.

Minutos después se producía el siguiente encontronazo, en esta ocasión con Dominguín después de echarle en cara su manera de hablar y su forma de dar órdenes al equipo. «A mí también hay cosas que no me gustan de ti y no te las digo», se defendía Villalobos. «No hay nada que te pueda molestar porque no hay nada malo dentro de mi ser», respondía tajante la hermana de Miguel Bosé.

«He sentido que no era mi equipo»

Después de este momento de tensión, la exalcaldesa de Málaga salió victoriosa del duelo y logró salvarse, una semana más, de la prueba de eliminación.

Tras terminar el cocinado y con el veredicto del jurado, Celia rompía a llorar ante el «machaque» sufrido por el «grupo de divas», como las ha denominado ella, con el que tuvo que lidiar. «No me he sentido respaldada, he sentido que no era mi equipo y yo tengo un concepto del equipo muy fuerte», confesaba la exdiputada del Congreso.

Durante la prueba de eliminación, ya relajada desde el balcón de las cocinas volvía a sincerarse con su compañero Florentino Fernández, con el que presume de una buena relación.

Celia Villalobos respondió, sin cortarse un pelo, que conoce a ministros «que dicen que, la mejor forma de serlo, es no hacer nada, dejar los problemas para el siguiente y tú pasar desapercibida. Se mantienen cuatro años como ministros».

«De pronto, una mañana, a las 8 de la mañana, la nada. Me echaron del Gobierno. Era una diputada. No había nada que hacer«, confesó la expopular.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído