Netflix es una máquina de hacer dinero con millones de espectadores, y para eso hay que producir lo que sea

Las 5 series malas que te encantará ver

La máquina no puede parar.

Netflix es una máquina de hacer dinero con millones de espectadores, y para eso hay que producir lo que sea.

El servicio de streaming más famoso del mundo no para de añadir producciones, para engordar un catálogo que no para de crecer.

Muchas series, incluso las que parecen penosas, tienen su público y resultan aceptables como entretenimiento, pero hay otras intragables.

Como sobre gustos nbo hay nada escrito o definito, no vamos a juzgar.

Nos limitamos aquí a enumerar unas cuantas, que en varias webs aparecen como ‘detestadas’ por un sector importante del público:

  • Insatiable
    Paty Bladdel, de haber sido una persona de sobrepeso, criticada y bulleada por sus compañeros de la escuela, pasa de ser mujer delgada, confiada y hasta bien vestida. Todo esto debido a que estaba harta a ser la «gordita». Cuando esto sucede, su misión es vengarse de todas aquellas personas que se burlaron de ella. Es una serie original de Netflix que cuenta con una sola temporada desde el año pasado y realmente quien sabe por que siga en la plataforma por que no ha tenido buena respuesta.
  • Disjointed
    Ruth Whitefeather es una mujer de aproximadamente 60 años que ha luchado para la legalización de la mariguana desde hacía mucho tiempo atrás. Ella y su equipo abren una tienda de Cannabis por la que se meten en muchos problemas legales por venderles cosas «ilegales» a menores de edad. Disjointed se trata de otra serie que cuenta con dos temporadas.
  • Between
    Between es una serie que cuenta la historia de un gran grupo de jóvenes que viven en Pretty Lake y misteriosamente, una enfermedad acaba con todas las personas mayores de 22 años del pueblo. Todo se vuelve un descontrol y por supuesto que hay muchos que quieren tomar las riendas, lo cual vuelve más desastroso. Se sigue tratando de una serie original de Netflix que cuenta con dos temporadas.
  • Girlboss
    Girlboss hace referencia a la «mujer empoderada» que todas desean ser. Es la historia de Sophia, una jefa de seguridad de la Academia de arte de San Francisco, quien seguido de eso comienza su propia empresa digital. La serie cuenta con una sola temporada después de haber sido cancelada. Es protagonizada por Britt Robertson, quien se ve muy diferente.
  • Anne with an E
    Anne with an E es una serie de televisión canadiense que se emite por CBS y Netflix. Anne es una niña inteligente, sensible, honesta e imaginativa que ha vivido la mayor parte de su vida de casa en casa y en un orfanato. Por fin llega a una casa en donde no la esperaban pero no le queda de otra más que adaptarse y vivir la vida como ella ya lo sabe hacer.
  • Chambers
    Chambers es una serie de terror y sobrenatural de Netflix, la cual fue creada apenas este año (2019). Sasha es una joven que intenta descubrir el paradero de la persona que le donó su corazón. Mientras va descubriendo, más se va dando cuenta de cosas siniestras que están relacionadas. Debido a su poca demanda, solo cuenta con una temporada.
  • What if
    What if es un programa de suspenso que sigue la historia de Anne Montgomery y su esposo que aceptan la proposición peligrosa de una mujer para asegurar financiamiento para su empresa. Renée Zellweger es la protagonista de esta serie, a la cual no le fue tan bien como lo esperaban. Cuenta con una temporada en Netflix.
  • Kiss Me First
    Kiss Me First es una serie de televisión británica que cuenta la historia de una adolescente de 17 años que es adicta a los videojuegos, en donde conoce a otra chica que le hace guardar sus secretos más oscuros. Fue emitida primeramente en Channel 4 y es un programa creado por Bryan Elsley. R
  • Bloodline
    Bloodline es una serie producida por Sony Pictures Television que cuenta con 3 temporadas. Al principio sí tuvo buena respuesta pero fue decayendo repentinamente. Los Rayburn son una familia de renombre y mucho dinero que poseen un hotel en Miami. Cuando uno de los integrantes comienza a causar problemas ignorando su pasado oscuro, cosa que causa un relajo, en el que se se involucran muertes.
  • The Ranch
    The Ranch es una serie de comedia americana protagonizada por Ashton Kutcher. Cuenta la historia de la familia Bennet, que se trata de una familia disfuncional que vive en Iron River Ranch, Colorado.  Cuenta con seis temporadas a las que les había estado yendo muy bien. Ya que es una historia sin muchos altibajos. Es una buena serie para pasar el rato.
  • Hemlock Grove
    A lo largo de tres temporadas, que se dice pronto, Hemlock Grove nos narra la historia de una población de Pennsylvania en la que suceden extraños sucesos. Tras el asesinato de una joven cerca de una fábrica de acero de una familia acomodada en la localidad, pronto comenzarán las sospechas entre los habitantes ¿Es el resultado de una maldición? ¿Una prueba más de los arrogantes Godfrey que atenazan al pueblo? Pues bien, al final, de una forma u otra, todo apuntará a una extraña y anodina trama con hombres lobo, secretos y conspiraciones. La serie no se salva del tedio pese a ser especialmente buena en su planteamiento, y quizás ese es el problema: que quiera ser una serie de tres temporadas en las que no pasa absolutamente nada durante decenas de episodios. Para olvidar.
  • Real Rob

Rob Schneider es uno de los mayores comediantes de Estados Unidos. Es una figura de referencia dentro del star system de Hollywood, y una de las estrellas recurrentes en las producciones del palo. ¿Por qué no hacer un reality show o un documental en forma de serie sobre su vida? Mala idea. Real Rob es el intento de Netflix de normalizar lo extraordinario, una corriente televisiva que tuvo su éxito hace unos años y que ahora sabe a añejo. Da lo mismo lo sincero que intente ser el show, repasando los altibajos de su carrera profesional y su vida familiar: no importa y no se genera conexión con el espectador de ningún tipo.

  • Fuller House (Madres forzosas)

 

¿Puede ser uno de los shows de Netflix más exitosos hasta la fecha también uno de los más horribles y malos jamás producidos por el portal? Claro. Fuller House, bautizada en nuestro país como Madres forzosas es una secuela que venía a responder a la petición de series nostálgicas que nos recordaran a la televisión de los noventa. Sumándose a la oleada de secuelas de otros servicios y canales, con reinicios, revival y reuniones de producciones de hace varias décadas, Netflix decidió hacer una secuela de Full House y bueno, qué decir. Reúne todo lo malo de las producciones del portal de streaming, con personajes cursis, bromas fuera de tono, situaciones ridículas y un abuso de los cameos de la serie original demasiado evidentes. Quizás es que hemos crecido y nos importan poco las desventuras de la familia Tanner, pero Fuller House es una de esas series que jamás deberían haber tenido luz verde.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído