Captura de pantalla 2014-02-05 a la(s) 12.06.10Por Ana Villarrubia Mendiola

Domingo por la noche, las tareas sin hacer, otra dura semana que se avecina, el niño que hace como que no te oye y parece cada vez más descontrolado, la impotencia corre por tus venas y tienes ganas de estallar…

Más de un padre me ha narrado ya una escena parecida, con más o menos matices los puntos importantes son siempre los mismos: sensación de caos, de no hacerse entender, de que se haga lo que se haga nada sirve de nada.

Un niño con TDA o TDAH requiere de una paciencia inconmensurable. El psicólogo lo plantea todo muy fácil en la consulta pero luego en casa quien le toca imponer disciplina es a ti y no siempre tienes fuerzas para ello. La vida a tu alrededor demanda cada día más.

Aqui van unos pequeños conseja prácticos a la hora de relacionarnos con un niño con Déficit de Atención. no te doy la panacea pero, aplicadas de manera consistente y recurrente, estas pautas mejoran la comunicación y el beinesar de los dos: el de tu hijo y el tuyo también.

Cabecera Blog - Teléfono

Logo con telRecuerda que para todas estas conductas él tiene dificultades y tú eres su modelo.

Ana Villarrubia Mendiola dirige desde 2012 el Gabinete Psicológico Aprende a Escucharte en Madrid.