Psicóloga en MadridPor Nuria Torres Marcos.

Ya sabemos que los celos en la infancia son un sentimiento lógico, natural e inevitable y por tanto no podemos hacer nada para que no aparezcan, pero sí podemos ayudar les a que los vivan mejor.

Es bueno que tratemos de entender los sentimientos del niño, ya que son sentimientos nuevos para él por lo que resultan difíciles de expresar. Cuanto más pequeño sea, más difícil le será entender por qué tiene que querer a ese “intruso” que le “robó” el amor de su mamá.

La expresión conductual o la forma de reaccionar ante la llegada de un hermano varía de un niño a otro. Algunos de ellos responderán con más rabietas de las que solían hacer, expresando su rabia contra mamá (la causante de este malestar) o pueden volverse más inhibidos. Otros reaccionarán ignorando al hermano. Y muchos es probable que hagan alguna regresión en su modo de hablar, actuar, dormir o en el control de esfínteres.

Desde el Centro de Psicología ‘Aprende a Escucharte sugerimos algunas pautas para  llevar mejor estos sentimientos tan molestos.

Las pautas que planteamos tienen por objetivo aliviar el malestar asociado a los celos ante un nuevo miembro en la familia. El papel de los padres es fundamental para su manejo, pero no exclusivo para su mejoría, la familia al completo, deberá tener en cuenta cada uno de los aspectos para promover el equilibrio familiar y el bienestar de los más pequeños.

Cabecera Blog - Teléfono

 

Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Colegida M-26071) en el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte.