Cómo aprender a discutir en pareja y otros ámbitos de la vida.

Por Ana Villarrubia Mendiola – Psicóloga Colegiada M-25022.

Nos han repetido varias veces que discutir es sano pero eso no justifica las peleas a gritos y las faltas de respeto. No desvirtuemos el consejo inicial. La discusión, como intercambio de opiniones y como espacio para el diálogo y la expresión emocional sí es saludable en la pareja. En pareja se requieren esfuerzos y ajustes constantes que conllevan, lógicamente, puntos de vista a veces encontrados.

La pelea, en cambio, nunca es sana. De hecho desgasta enormemente y, cuando uno se defiende hiriendo, como suele acabar ocurriendo, se llegan a poner en duda hasta los motivos esenciales por los las dos personas decidieron estar juntas. Esto cobra especial importancia en la pareja donde el respeto mutuo es la clave del bienestar.

De todo y a todo se aprende en esta vida. Y hasta para discutir es necesario tener en cuenta unos principios básicos y unos límites que no pueden transgredirse.

¿Sabes discutir o eres de los que pierden los papeles y cuya mecha se prende a la primera de cambio?

Estas son algunas de las cosas que es necesario tener en cuenta para que una discusión no se convierta en una guerra:

Cabecera Blog - TeléfonoAna Villarrubia Mendiola dirige el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid.