AR3Por Ana Villarrubia Mendiola.

Cuando las demandas a las que nos vemos sometidos desde cualquiera de los ámbitos de nuestro entorno empiezan a superan nuestras capacidades de afrontamiento es cuando experimentamos el famoso estrés. La vuelta al trabajo nos desborda, no porque nos demande demasiado sino más bien porque nos supera, nos pilla con la guardia baja y el cuerpo desentrenado…

Dentro de las respuestas más frecuentemente asociadas al estrés y a los problemas de adaptación típicos de la readaptación postvacacional se encuentran las respuestas de ansiedad que, tanto a nivel cognitivo como físco y emocional nos pueden llevar a experimentar una gran sensación de malestar.

De manera general, el estrés nos distrae de nuestras  actividades cotidianas, afecta nuestro rendimiento, nos hace sentir ansiosos, desbordados o frustrados y, como ya hemos tenido ocasión de comentar en este blog, a medio y largo plazo, su acción sobre nuestro organismo (mediante la liberación de glucocorticoides, las denominadas ‘hormonas del estrés’) es seriamente perjudicial para nuestro estado de salud física y mental.

Entre otras cosas, reducir el estrés en nuestro día a día implica centrarnos en las cosas que verdaderamente nos importan y afrontarlas con mayor seguridad, sin que otros distractores acudan a nublarnos la mente de manera continua.

Estas son algunas de las estrategias que podemos entrenar, aquí van mis recomendaciones:

El fin de semana y las vacaciones, con menos obligaciones por delante, son un buen momento para comenzar a entrenar estrategias como estas que sería recomendable integrar de manera permanente en nuestro repertorio conductual. Prepárate para la vuelta a la rutina.

Tienes, desde hoy, toda la última semana de agosto para entrenarte.

¡Feliz semana!

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid