Cambio cognitivo como herramienta para alcanzar un mayor bienestar emocional

Las personas necesitamos explicarnos el mundo en el que vivimos. Necesitamos entender tanto las cosas que ocurren a nuestro alrededor, como las cosas que les ocurren a las personas cercanas o las que nos ocurren a nosotros mismos. Necesitamos dotar de sentido a nuestro mundo.

Constantemente se nos disparan pensamientos automáticos que nos van guiando y nos van dando la clave de qué es lo que cada cosa significa para nosotros. Ante una situación determinada, la forma en que la interpretemos y, por tanto, la forma en que la experimentemos, dependerá de nuestro sistema de creencias, de nuestra autoestima y nuestro estado emocional.

Pongamos algunos ejemplos:

Así, la interpretación de una misma realidad aparente puede adoptar tantas formas como mentes, biografías, experiencias y estructuras de pensamientos entren en juego.

El papel fundamental de los pensamientos en la interpretación de la realidad y en la determinación de nuestra experiencia nos abre la puerta al cambio cognitivo y nos proporciona interesantes herramientas para influir positivamente sobre nuestros estamos emocionales y pulir una autoestima posiblemente dañada.