foto artículo de estrategias de afrontamientoConociendo el trastorno bipolar

Por Nuria Torres Marcos

El trastorno bipolar es un trastorno mental grave con importantes repercusiones para la salud del paciente y para su entorno. Su prevalencia y el retraso constatado en el diagnóstico, hacen necesaria la implementación de medidas que contribuyan a una detección más precoz.

El trastorno bipolar, también llamado trastorno maníaco-depresivo, se asocia con importantes cambios de humor que van desde la depresión a la manía. Cuando la persona con este trastorno está en una fase depresiva, es posible que se sienta triste o desesperada y llegue a perder el interés o el placer en casi todas las actividades. Cuando su estado de ánimo cambia en la otra dirección, se puede sentir eufórica y llena de energía. Estos cambios del estado de ánimo pueden ocurrir sólo un par de veces al año, o con la frecuencia de hasta varias veces al día.

Los síntomas exactos del trastorno bipolar varían de persona a persona. Para algunas personas, la depresión causa la mayoría de los problemas, para otras, los síntomas maníacos son la principal preocupación. Los síntomas depresivos y los síntomas de manía o hipomanía (períodos de manía de baja intensidad) también pueden ocurrir al mismo tiempo. Esto se conoce como un episodio mixto.

Todos tenemos por naturaleza ciclos en nuestro humor y estado anímico. Sin un motivo aparente tenemos temporadas o días un poco más alegres, y otras en las que nuestro tono vital es más bajo. Esto es completamente normal. Seguramente hayamos oído utilizar el término “bipolar” con un significado muy distinto al que utilizamos para designar este tipo de problemas “Mi padre es bipolar, cambia de humor cada 5 minutos”, “Javier es bipolar, nunca sabes como va a reaccionar cuando le dices las cosas”, “Mi novia es bipolar, lo mismo ríe, que llora en la misma conversación”, y en algunos casos, puede llevar a equívocos que se repiten en el tiempo de manera errónea, incluso en los medios de comunicación.

Aunque el trastorno bipolar es una condición clínica grave, la persona afectada puede llegar a mantener su estado de ánimo bajo control siguiendo un plan de tratamiento a largo plazo. En la mayoría de los casos, el tratamiento del trastorno bipolar requerirá  de un abordaje terapéutico que combine la medicación con el asesoramiento psicológico o la psicoterapia.

firma grande

Nuria Torres Marcos es Psicóloga (Colegida M-26071) en el Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte‘.