foto segundo hermanoPor Ana Villarrubia Mendiola.

Los celos ante la llegada de un segundo hermanito no se dan siempre pero lo cierto es que son muy habituales y se dan incluso en familias que procuran cuidar mucho el trato equitativo de ambos hermanos.

Los cuidados y las atenciones que requiere el bebé durante sus primeros meses de vida pueden provocar en el hermano mayor la sensación de haber sido desplazado, sobre todo en niños especialmente sensibles, especialmente demandantes, poco tolerantes al cambio o con tendencia a no expresar sus emociones. Si bien el nacimiento de un nuevo hermano es una época sensible para la aparición de los celos, lo cierto es que estos pueden aparecer también en cualquier otro momento de la infancia (normalmente del mayor hacia el pequeño, aunque no siempre).

Es importante detectar que el niño está efectivamente sufriendo celos para poder actuar y, aunque cada niño es diferente, hay algunos patrones que tienden a repetirse. De manera general, estas son las señales ante las cuales los padres podrían sospechar que su hijo está sufriendo celos:

¿Qué pueden hacer los padres ante esta situación?

Muchas veces con la mejor de nuestras intenciones podemos llegar a agravar la situación pues sin darnos cuenta estamos utilizando odiosas comparaciones. Veamos alguna recomendación básica que ha servido ya a otros padres en estos casos:

Cabecera Blog - Teléfono

Ana Villarrubia Mendiola es psicóloga clínica, especialista en Problemas de Conducta y Terapia de Pareja. Dirige desde el año 2012 el Gabinete Psicológico ’Aprende a Escucharte en Madrid.