Un islamikaze ha asesinado a dos soldados españoles en Afganistán.

Un ferviente creyente y fiel muy devoto del Islam afgano empotró su vehículo contra el convoy de las tropas españolas en Herat, Afganistán, hoy domingo 09.11.08.

En el acto del shahid –islamikaze- fallecieron dos soldados españoles, uno de ellos es el cabo Rubén Alonso Ríos y del otro todavía no se ha facilitado aún la identidad, y hay cuatro heridos, uno de ellos en estado muy grave.

El atentado islamoterrorista se registró en el sur de Herat, la conflictiva provincia afgana en la que se encuentran desplegadas el grueso de las tropas con las que España colabora con la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Naciones Unidas (ISAF).

La ministra de Defensa, Carmen Chacón, explicó en rueda de prensa que ambos militares pertenecían a la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) con sede en Figueiredo (Pontevedra) y estaban destinados en Herat desde hace varios meses.

La ministra de Defensa detalló también que los hechos se han producido cuando un convoy del ejército nacional afgano regresaba hacia su base en Camp Stone, en la provincia de Shindand, después de realizar un ejercicio de instrucción.

El convoy estaba compuesto por 12 camiones afganos y 6 blindados españoles. Uno de estos, que circulaba en última posición fue embestido por una furgoneta cargada con una gran cantidad de explosivos y conducida por un suicida.

Los dos militares españoles fallecieron en el acto y los heridos fueron trasladados a un hospital de Herat, donde está siendo intervenido el herido de mayor gravedad.

Asimismo, Chacón quiso comunicar «públicamente el dolor», y que ahora, dijo, todavía «somos más conscientes de que los soldados exponen su vida» para protegernos. Es por ello que se merecen «nuestra gratitud, reconocimiento y admiración».

La ministra indicó que es «toda la información de la que disponemos» y emplazó a esperar a nuevas noticias.

Los islamistas talibanes consideran a las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Naciones Unidas (ISAF) como profanadores de la tierra musulmana de Afganistán.

Todos los islamistas consideran que los españoles y portugueses son unos cruzados que profanan las tierras musulmanas del Al-Andalus.

Los izquierdistas aprovecharon el atentado del 11 M en Madrid cometido por los islamistas para culpabilizar al gobierno de Aznar.

Hoy no pueden culpar al gobierno, pues lo dirige Zapatero.

Ni Aznar ni Zapatero son responsables del islamoterrorismo.

Los únicos responsables son los islamistas que consideran a cualquier “infiel” objetivo de su ira y odio.

El criminal, según los islamistas, está en el paraíso fornicando con las 72 vírgenes de ojos negros destinadas para su uso exclusivo.

Que los soldados españoles asesinados descansen en paz.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído