Israel es el laboratorio de pruebas del coche eléctrico.

Israel, un país pequeño, con poca distancia entre ciudades y enemistado con muchos grandes productores de petróleo, se presenta como un buen laboratorio para el coche eléctrico, que llegará en 2011 a sus carreteras.

Mientras los ministros europeos de Industria se reunían en España para apostar por el automóvil sin emisiones de CO2, la empresa Better Place, liderada por el empresario israelo-estadounidense Shai Agassi, inauguraba en Ramat Hasharón, al norte de Tel Aviv, un centro para acercar su proyecto al público.

Better Place y Renault tienen un acuerdo para introducir el coche eléctrico en el Estado judío dentro de un año y medio, y en Dinamarca en 2012.

«Creo que éste es el único lugar en el mundo en que la gente puede venir, conducir un coche eléctrico y ver cómo puede servirle en el día de mañana», aseguró Dafna Agassi, directora de Mercadotecnia en Israel de Better Place e hija del iniciador del proyecto.

El centro, de 750 metros cuadrados, ofrece a los visitantes la posibilidad de pilotar un Renault eléctrico por una pista experimental de kilómetro y medio de distancia y disfrutar del silencio que aporta la ausencia de motor de combustión y tubo de escape.

La instalación ocupa uno de ocho famosos y abandonados depósitos de gasolina que proveían de combustible a todo el centro de Israel y ha sido renovado para simbolizar el paso «del surtidor al enchufe», como suele repetir Shai Agassi.

El centro, que se abrirá por completo al público a partir del próximo domingo, incluye además una presentación multimedia en la que el empresario desgrana las características del proyecto y su idoneidad para Israel.

El automóvil puede recorrer 160 kilómetros sin cambiar ni recargar la batería, una autonomía quizás incómoda en otros países, pero apropiada para Israel, con Tel Aviv a apenas 62 kilómetros de Jerusalén o 95 de Haifa.

Para desplazamientos superiores a 160 kilómetros hará falta cambiar la batería en un centenar de estaciones («con las dimensiones del país no hacen falta más», insiste Dafna Agassi) que se implantarán principalmente en gasolineras.

A esto se suma que «un 70 por ciento de los israelíes vive en centros urbanos y tiene plaza propia de aparcamiento», lo que ayuda a resolver el inconveniente del emplazamiento de enchufes donde recargar la batería, principalmente de noche o en el trabajo, pues precisa entre tres y cuatro horas.

La compañía, que aspira a colocar 45.000 coches eléctricos en cinco años, cree que el consumidor optará por su solución porque el precio final del servicio completo (vehículo, sistema de gestión, opciones de recarga, ordenador a bordo) más el cálculo del ahorro en combustible y tasas será proporcionalmente menor a los de gasolina, apunta su responsable de mercadotecnia.

La iniciativa empresarial tiene también una dimensión geopolítica y diplomática que no ocultan sus responsables.

En 2008, en la ceremonia de apoyo del Gobierno israelí al proyecto, el presidente Shimon Peres, gran entusiasta de la iniciativa, no dudó en tildar el petróleo de «principal fuente de financiación del terrorismo».


El petróleo financia al islamoterrorismo, las dictaduras árabes, y su combustión contamina e interviene en el efecto invernadero.

Los ecosocialistas españoles, nostálgicos del Gulag se han tapado las vergüenzas de la Caída del Muro de Berlín con el manto verde, más del islamismo que del ecologismo, como el caso del apologista del islamoterrorismo, el Gran Líder Joan Saura, máximo responsable de la Seguridad en la autonomía española de Cataluña.

El resentimiento comunista y de sus satélites intenta desquitarse de su rotundo fracaso en todos los campos con los sangrientos golpes que el totalitarismo islamista propina al mundo libre.

Estos ecosocialistas no sólo han ignorado los reales avances en ecología que acontecen en Israel, sino que estigmatizan al pequeño estado judío, como antaño los judeofobos lo hacían con el judío.

Israel avanza, a pesar del totalitarismo islámico y sus aliados, los huérfanos de Stalin y los neonazis.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído