Bora Bora Skyscanner

Son diez paradisíoacas islas para perderse, olvidarse de los problemas y estar aislados del mundo. Desde Holbox a Maldivas, Skyscanner te ofrece este listado que no deja indioferente a nadie. Así que perapara maletas, chanclas y ¡Bon voyage.

Contacto Travellers @monzonpaul

Malapascua, Filipinas
Malapascua es, para nosotros, una de las mejores islas del mundo. Este pedacito de tierra de apenas 2,5 kilómetros de largo por 1 de ancho se sitúa en la región filipina de Bisayas, al norte de Cebú. Llegar no es tan sencillo como podría parecer, pero casi nunca es fácil acceder a las islas paradisiacas, ¿verdad? Es probable que cuando pongas un pie en Malapascua sientas que no has planeado tiempo suficiente para disfrutarla. Te enamorará por su sencillez y su ambiente local y te acabará conquistando con la belleza de la playa de Langob, al norte de la isla, los atardeceres desde Bounty Beach con un daiquiri de mango en la mano y la riqueza de sus fondos marinos. No en vano, Malapascua es una de las mecas del buceo en Filipinas. Se trata de uno de los pocos rincones del mundo en los que hacer una inmersión con el majestuoso tiburón zorro.


Karimunjawa, Indonesia

Que en Indonesia se encuentren algunas de las mejores islas del mundo no es ninguna sorpresa, ¡la república insular tiene más de 17.000! Aunque todavía desconocido para la mayoría de los viajeros, Karimunjawa es uno de los paraísos cercanos a Java. El Parque Nacional está conformado por 24 islotes bañados por aguas cristalinas. Sus playas de arena coralina están salpicadas por estilizadas palmeras y manglares, y solo son disfrutadas por los pocos viajeros que se animan a viajar hasta estas islas paradisiacas. Lo mejor para conocer la isla más grande, Karimunjawa, y sus hermanas es hacerlo a bordo de una embarcación local. En tu island hopping no deberías dejar pasar la oportunidad de visitar las bellísimas Cemara Besar y Menjangan Kecil. Además, recuerda traer contigo el carné de conducir internacional, ya que recorrer Karimunjawa en moto es un verdadero gustazo. Ve a ritmo pausado, que algunos tramos de la carretera no están en buen estado, pero ten presente que tienes una cita con el atardecer en Tanjung Gelam o Batu Topeng, los dos mejores rincones para una puesta de sol de ensueño.


Holbox, México
Con tanta costa bañada por el mar Caribe, no es raro que en México haya varias islas paradisiacas que visitar. Una de las que más nos gustan es Holbox, situada a 10 kilómetros al norte de la península de Yucatán. Aunque no es muy grande y quizás podrías abarcarla en un par de días, te aconsejamos reservar en ella al menos una semana, pues su ritmo pausado te contagiará. Pasea hasta Punta Cocos o Punta Mosquitos, disfruta del ambiente relajado del pueblo y descubre su arte callejero, conoce la gran variedad de aves de la isla y, por supuesto, contempla sus especiales atardeceres. El punto de salida a Holbox es Chiquilá, por lo que deberías buscar vuelos a Cancún si estás deseando pisar una de las islas más bonitas del mundo.


Isla de Pascua, Chile
Una de las islas más remotas del mundo es Isla de Pascua. En medio del océano Pacífico, todavía sigue siendo un misterio cómo el pueblo rapanui realizó la construcción y el desplazamiento de los moái, las enormes estatuas monolíticas originarias de la isla. Aunque en este rincón de Chile no encontrarás playas que se puedan catalogar como paradisiacas al 100%, sí que podrás disfrutar de sus costas de arena volcánica (¡no te pierdas la piscina de Playa Pea y la playa de Anakena!) y sus despampanantes paisajes, entre los que destacamos el cráter de Rano Kau, la montaña Rano Raraku y la explanada Ahu Tongariki, donde reposan los 15 moáis más fotografiados de Isla de Pascua. Cultura, naturaleza y playas reunidas en una de las islas del mundo que más viajeros recibe a pesar de su lejanía con el continente.


Bora Bora, Polinesia Francesa
La llamada "Perla del Pacífico" siempre figura en las listas de las mejores islas paradisiacas. No es de extrañar cuando millones de viajeros desean conocer la joya de la Polinesia Francesa. Bora Bora está rodeada por un lagoon, es decir, una laguna cercada por un arrecife de coral que le regala unas aguas tranquilas y transparentes que bañan sus playas de arena reluciente. El paisaje es de ensueño. Dominada por la mole basáltica del monte Otemanu, alquila un coche y recorre la costa hasta llegar a Punta Matira, donde se concentran la mayoría de resorts de lujo conocidos por ofrecer bungalós sobre el agua. Es en este punto de Bora Bora donde están las playas más bonitas y desde donde se contemplan las vecinas Raiatea y Taha'a, dos paraísos cercanos que también puedes visitar en tu viaje a Polinesia.


La Digue, Seychelles
Nos vamos hasta África ahora para hablarte de otras islas del mundo que nos tienen enamorados. Las Seychelles se ubican en el océano Índico, al noreste de Madagascar. Aunque Mahé es la más grande y la que alberga la capital del país, Victoria, la isla más paradisiaca de todas es La Digue. Es en ella donde encontrarás las postales playeras que llevas viendo años. Anse Source d'Argent es la playa más famosa gracias a las aguas cristalinas que bañan una orilla salpicada por bloques de granito de formas insólitas. Aun así, no dejes de darte un merecido chapuzón en Grand Anse, Petit Anse y Anse Cocos, en la costa este. En La Digue no hay casi vehículos y no dispone de aeropuertos, así que es tu pedacito de tierra ideal para disfrutar de unas vacaciones de relax.


Kauai, Hawái, Estados Unidos
La salvaje Kauai es una de las islas más bonitas del mundo. Perteneciente al archipiélago de Hawái, esta es su isla más antigua y la cuarta en tamaño. Es conocida como la "Isla Jardín" por su exuberante vegetación, en la que resaltan los tramos de selva discurriendo por sus acantilados. Esta paradisiaca isla cuenta con varios microclimas: dunas, valles fértiles, llanuras desérticas, bosques tropicales y altos picos de origen volcánico. Por esta razón, en Kauai encontrarás muchísimo que hacer. Además de conocerla desde el cielo (los paseos en helicóptero son más que recomendables), brinda múltiples oportunidades de senderismo, esnórquel, kayak y avistamiento de ballenas y delfines. Por supuesto, como isla, podrás gozar de preciosas playas como Polihale Beach, Kekaha Beach o Poipu Beach.


Komandoo, Maldivas
Como expertos catadores de playas, podemos concluir que en Maldivas es donde encontrarás algunas de las mejores. Solo necesitas echar un vistazo por la ventanilla del avión que te lleva a Malé. Es probable que no hayas visto nada igual: una sucesión de islas rodeadas por arrecifes coralinos y aguas de un intensísimo color turquesa. Como en Maldivas hay muchas islas paradisiacas (¡casi 1.200!) quizás te resulta un poco difícil elegir. Nosotros podemos aconsejarte una de nuestras preferidas, la isla de Komandoo, en el arrecife de Shaviyani, ubicado a más de 200 kilómetros al norte de la capital. En ella solo encontrarás el exclusivo Komandoo Maldives Resort, un lugar ideal para disfrutar de lo que ha hecho conocidas a las Islas Maldivas en todo el mundo: playas coralinas de escándalo, bungalós con vistas al mar y esnórquel de primer nivel. Con respecto a este último punto, no olvides llevar la máscara y el tubo, en el arrecife que rodea la isla se ven frecuentemente tiburones, mantas e incluso tiburones ballena.


Little Corn Island, Nicaragua

Las playas continentales de Nicaragua no son las mejores del Caribe o el Pacífico, pero si hay una isla paradisiaca que te recomendamos incluir en tu viaje por Centroamérica es Little Corn Island o la Pequeña Isla del Maíz. Ella y su hermana Great Corn Island se ubican a unos 70 kilómetros de la costa caribeña de Nicaragua y, como curiosidad, muchos de sus habitantes son Creoles, una etnia del Caribe con raíces africanas. Aunque en la Big Corn Island es donde hay una concentración mayor de resorts y hoteles de lujo, nuestro consejo es que cojas el barco hacia la pequeña, que apenas dura 30 minutos. En ella encontrarás un ambiente más hippie, menos turistas, mejores playas en las que descansar y tiendas de buceo para preparar inmersiones en los arrecifes cercanos. Aunque el acceso a estas islas era complicado, ahora es posible llegar a ellas en avioneta desde Managua en apenas 90 minutos.


Koh Lipe, Tailandia
Tailandia es uno de los países más visitados del mundo, así que puede resultarte algo difícil encontrar esas islas paradisiacas que tienes en mente. Sin embargo, no desistas, aún quedan algunas. Aunque ya es más conocida por los viajeros, Koh Lipe sigue siendo uno de nuestros destinos favoritos en el país. Puesto que no cuenta con aeropuerto y su acceso sigue siendo más complicado de lo normal en un destino tan turístico como Tailandia, todavía se puede disfrutar de su ambiente relajado y, sobre todo, de sus espectaculares playas. Cocoteros, aguas turquesas, amabilidad tailandesa, raciones ingentes de pad thai, buceo y esnórquel de gran categoría... ¿Qué más se puede pedir? Koh Lipe es una de esas islas del mundo que tienes que visitar sí o sí.