Halong Bay, Vietnam Intermundial

Son cinco destinos de Asia que no te puedes perder. Visítalos, disfrútalos a tu aire o en grupo, aunque sea una vez en la vida.Y ojo: no viajes sin un seguro de viaje.

Contacto Travellers @monzonpaul

Chiang Mai, Tailandia
Chiang Mai se encuentra al norte de Tailandia, y es la ciudad más grande y con mayor importancia histórica y cultural de la zona. Esta ciudad también es conocida como ‘La Rosa del Norte' y su belleza reside, en gran parte, en el hecho de estar situada entre las montañas más altas de Tailandia. Esto dota a la ciudad de un espectacular paisaje, cuya frondosidad natural se enreda en las murallas del barrio antiguo de Chiang Mai, un bullicioso lugar, ideal para perderse y vivir la intensidad de una ciudad que desde que sus orígenes se consolidó como centro cultural, comercial y productivo.

Aunque existen numerosos templos dignos de visitar, el más importante de la ciudad es el Wat Phra Singh, cuya construcción data de 1383 y se encuentra en la cima de una colina al noroeste de la ciudad, desde la cual se pueden contemplar unas magníficas vistas de Chiang Mai.

Jiuzhaigou, China
El valle de Jiuzhaigou es una reserva natural situada en la provincia de Sichuan, en China. Su encanto reside en la transparencia del agua de los lagos, cuyos tonos turquesas reflejan como un espejo los amarillos y verdes de la naturaleza que los rodea. Esta región, conocida popularmente como ‘El Valle de las Nueve Aldeas', fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1992 y tiene una extensión de 240 kilómetros cuadrados, a una altitud de 2.000 metros sobre el nivel del mar.

La claridad de sus aguas se debe a su singular composición química, aunque su máximo esplendor se vive en otoño, cuando es más evidente el contraste del azul del cielo y de los lagos con el bosque caducifolio del valle, creando un espectáculo de colores por el cual merece hacer el gran recorrido que supone llegar hasta allí.

Jaysalmer, India
En el desierto del Thar, en el estado de Rajastán, India, sobre una cresta de roca arenosa, se levanta Jaysalmer, apodada ‘La Ciudad Dorada' por el color oro que predomina en su arquitectura, que se mimetiza con el desértico entorno. Coronando la ciudad se encuentra un fuerte con casi 100 bastiones y en cuyo interior se hallan el palacio Maharaja Mahal, varios templos jainas y otros de origen hinduista.

Esta ciudad aparece en la lista de monumentos en riesgo de la UNESCO, ya que es un destino muy especial para aventureros, historiadores e incluso estudiantes de arquitectura, a pesar de que la ciudad no está preparada para recibir grandes masas de gente, por lo que poco a poco se va deteriorando sino se intenta preservar adecuadamente.

Halong Bay, Vietnam
A tres horas de Hanoi, capital de Vietnam, se extiende, a lo largo de una costa de 120 kilómetros, la bahía de Halong, salpicada por islas y rocas de diferentes tamaños y formas que le otorgan una singular belleza. Es por ello que esta zona está declarada como una de las siete maravillas naturales del mundo.

La bahía, considerada uno de los entornos más bonitos de Asia, se encuentra en el Golfo de Tonkín, cerca de la frontera china, aunque la mayoría de las excursiones parte desde Hanoi, la segunda ciudad más grande del país, por lo que es menester dedicar también varios días a visitar la bulliciosa ciudad, sobre todo si se quiere vivir la experiencia de sumergirse en este país asiático tan dispar y cuya historia aún se siente en sus villas.

Kioto, Japón
Es increíble todo lo que puede ofrecer la antigua capital de Japón, Kioto, situada en la parte central de la isla. Además de ser una de las ciudades japonesas más pobladas, es la única que no fue bombardeada por EEUU en la Segunda Guerra Mundial, por lo que su patrimonio histórico, artístico y arquitectónico es extraordinario.

Seleccionar los monumentos más representativos es difícil pues, en Kioto, la cantidad de rincones, santuarios y palacios dignos de visitar es más elevada. Entre los más conocidos está el santuario Fushimi Inari Taisha, conocido por sus extensos caminos de torii, es decir, arcos, rojos y naranjas. Además, destaca la torre de madera más alta de todo Japón, la pagoda del templo Tōji, donde a finales de cada mes se celebra un mercadillo.

No viajes sin seguro

Para viajar a Asia has de invertir una cantidad importante en las reservas de vuelos y, una vez en el destino, no te gustaría tener que afrontar gastos adicionales como los sanitarios por enfermedad o accidente. A la hora de recibir ayuda médica, es importante adquirir un seguro de viaje cuya asistencia 24 horas nos indique telefónicamente a qué centros acudir y nos costee los casos in situ, sin esperar futuros reembolsos.

El seguro también nos garantiza cobertura de costes derivados de la cancelación de viaje, la pérdida o robo de equipaje y documentos, el retraso en el transporte (para llegar a muchos destinos de Asia es necesario hacer escala). Si durante tu estancia vas a practicar deportes al aire libre, adquiere un seguro deportivo que te garantice asistencia médica, quirúrgica, rehabilitación y el método más eficaz de rescate en caso de accidente.