Equipaje, viaje, turista, viajero y avión. NY

Si te asaltan las dudas de qué puedes llevar, y qué no debes meter en tu maleta de cabina, sigue los siguientes consejos que te ofrece Skyscanner y no tendrás ningún problema a la hora de viajar.

Contacto Travellers @monzonpaul

Cosas importantes y delicadas

Durante el viaje, solo puedes llevar en la cabina del avión y solo tendrás acceso a tu maleta de mano. Tu equipaje facturado (la maleta grande) no viajará precisamente entre algodones y, a veces, en el trajín entre uno y otro aeropuerto, puede acabar extraviado. De ahí que todos los objetos importantes y delicados, todas esas cosas que bajo ningún concepto quieres que se pierdan en el camino, tienen que ir en tu maleta de mano.

¿Qué puedes meter en la maleta de cabina importante y delicado?

Prácticamente todos tus aparatos electrónicos: móviles, ordenadores, tablets, aparatos reproductores de música y video, libros electrónicos, etc. También está permitido llevar en el equipaje de cabina algunos cosméticos, siempre y cuando no superen los 100 ml y vayan ubicados en su correspondiente bolsita de plástico. También puedes llevar contigo algunos medicamentos (algunos, no medicamentos para ti y para la mitad del pasaje), pero deben ir en su envoltorio original y con la prescripción médica correspondiente si se trata de medicamentos ‘importantes' o ‘raros'. Este tema lo explicamos con más detalle en el punto 3. Y, por supuesto, todo tipo de documentación: pasaportes, carnets de conducir, carnets de identidad, etc. Cuando vayas de viaje, recuerda tener siempre tu documentación contigo. Si la envías en la maleta facturada, ¡podría acabar extraviada!

Líquidos aceptados en la cabina del avión

Qué líquidos se pueden llevar o no en la maleta de cabina es uno de los caballos de batalla a la hora de preparar el equipaje de mano. En general, se permite volar con líquidos en la maleta de mano del avión siempre que estos líquidos tengan un volumen que no supere los 100 ml y vayan ubicados en su correspondiente bolsita de plástico (las bolsas de plástico para líquidos las encuentras generalmente a la entrada del control de seguridad del aeropuerto, antes de pasarlo. En el caso de los cosméticos, si tienes un neceser trasparente puedes meter ahí tus líquidos y ahorrarte el tener que colocarlos en una bolsa de plástico). Por tanto, en general, todos los líquidos que superen los 100 ml no podrán viajar en el equipaje de mano, deberán viajar en el equipaje facturado.

Cuidado con los champús, geles, cremas corporales y de protección solar, líquidos de lentillas, maquillajes, colonias, repelente de mosquitos, desodorantes, etc. Antes de meter en la maleta de cabina todas estas cosas, asegúrate de que tienen las medidas justas, esto es, no más de 100 ml (si tienen algún mililitro menos, mejor). No te obsesiones con los productos de aseo que puedes llevar o no, de hecho, lo mejor es que vueles solo con los productos de aseo imprescindibles. Podrás comprar cuantos necesites al llegar a tu destino o justo después de pasar el control de seguridad en el aeropuerto -no en todos los aeropuertos, depende de las tiendas que tenga cada uno-. Así viajarás más ligero (¡tu maleta pesará menos!) y seguramente no te salga mucho más caro comprar los productos de aseo en destino de lo que te hubiera salido llevar los productos de aseo comprados de casa.

Medicamentos aceptados en la cabina del avión

Los medicamentos son otro punto sensible al que hay que prestar especial atención a la hora de organizar la maleta de mano. Como norma general, puedes viajar con medicamentos siempre y cuando esos medicamentos sean legales en el país de destino (¡ojo a las políticas de medicamentos! No todos los medicamentos son legales en todas las partes del mundo) y debes llevar una cantidad razonable de medicinas desde el punto de vista del consumo propio (no puedes llevar todas las medicinas que te dé la gana, ni en el equipaje de cabina ni en el equipaje facturado. Mucho ojo con esto, si te pasas en la cantidad de medicamentos podrías acabar arrestado por tráfico de drogas).

Si en tu equipaje de mano tienes que llevar medicamentos líquidos que superen los 100 ml, asegúrate de tener la receta o prescripción correspondiente a mano a la hora de pasar los controles de seguridad. En este caso, podrían permitirte pasar el medicamento a la cabina del avión a pesar de que superen las medidas establecidas. Si dudas en este tema, consulta con la aerolínea antes de meter en la maleta de cabina algo que crees que podría darte problemas.

Qué no llevar en la maleta de cabina

Productos de aseo a evitar en la maleta de cabina

Estos son los principales productos de aseo que no puedes meter en la maleta de cabina:

- Líquidos, o aerosoles de más de 100 ml (con la posible excepción de algunos medicamentos).

- Cuchillas de afeitar abiertas.

- Tijeras grandes (con cuchillas de más de 6 centímetros).

Como ves, sí que se puede viajar con cortaúñas, limas, cuchillas de afeitar desechables cerradas, o tijeras pequeñas (mejor si tienen punta redonda). Si quieres viajar con líquidos o aerosoles de más de 100 ml, no te quedará más remedio que ponerlos dentro de la maleta facturada. Lo mismo para las cuchillas de afeitar abiertas y las tijeras grandes, entre otros artículos. Están prohibidos en el equipaje de mano. En algunos casos, las maquinillas eléctricas de afeitar también están prohibidas en el equipaje de mano por considerarse "objetos contundentes". Ante la duda, o no lleves la maquinilla de afeitar o factúrala.

Artículos deportivos que no pueden volar en cabina

Si has pensado meter en la maleta de cabina las gafas y el tubo de esnórquel no tienes de qué preocuparte, no estás infringiendo ninguna norma. En general, los artículos o el equipamiento deportivo están permitidos en cabina siempre y cuando cumplan con las dimensiones en tamaño y peso de la aerolínea correspondiente y no supongan ningún peligro ni para ti ni para el resto de pasajeros del avión.

No obstante, existen múltiples complementos necesarios para la práctica de actividades deportivas que sí que suelen estar prohibidos en el equipaje de mano como, por ejemplo:

- Bates de béisbol.
- Bastones de senderismo.
- Raquetas de tenis y pádel.
- Equipos de artes marciales.
- Palos de golf o palos de billar.
- Remos, piraguas, kayaks y canoas.
- Crampones, piquetas y picos para el hielo.
- Equipamiento para buceo y pesca submarina.

En el caso de que quieras llevar cualquiera de estos, tendrás que meterlos en el equipaje facturado. Estos artículos no pueden viajar como equipaje de cabina. Si los intentas colar, te obligarán a facturarlos antes de subir al avión o, peor, ¡te los quitarán y los perderás para siempre!

Comida y bebida permitida en el equipaje de mano

¿Puedes subir comida a la cabina del avión? ¿Puedes llevar comida en la maleta de mano? Sí, puedes. Pero no puedes llevar toda la comida que quieras ni de cualquier tipo. Muchos países prohíben la importación de ciertos alimentos por razones de salud, para evitar la entrada en su territorio de determinadas bacterias o microorganismos potencialmente nocivos. Con frecuencia, hay restricciones de comida y bebida cuando se viaja de continente a continente o cuando se entra en una isla. No obstante, también puede haber restricciones entre países vecinos, así que no te descuides e infórmate siempre antes de viajar sobre qué puedes y qué no puedes llevar de comer y beber.

En general, puedes viajar por Europa con la comida que quieras en el equipaje de mano (siempre que respete las normas de tamaño y peso, que no flote en más de 100 ml de nada y que sea una cantidad lógica desde un punto de vista del consumo personal), pero para viajes fuera del viejo continente hay que estar muy atento a la regulación alimenticia. Por ejemplo, está prohibido introducir queso de leche cruda o salchichas en EE.UU. o fruta fresca en muchos de los países de Centroamérica, entre otras cosas. Cada país tiene su regulación, consúltala. Ojo con los quesos en Europa y fuera de Europa. Evita llevar queso en la maleta de cabina, suelen dar problemas a la hora de pasar el control de seguridad y casi siempre acaban requisados.

¿Puedes llevar un bocadillo de jamón en el equipaje de mano y comértelo durante el vuelo (a pesar de que la aerolínea cuente con servicio de ‘catering')? Sí, puedes llevar un bocadillo de jamón (o de lo que quieras) en el equipaje de mano, sin ningún problema. Nadie puede decirte nada por comerte los ‘snacks' que lleves en tu equipaje de cabina durante el viaje. ¿Puede llevar una botella de agua o zumo en el equipaje de mano y bebértela durante el vuelo (a pesar de que la aerolínea cuente con servicio de cafetería)? Sí, siempre que no supere los 100 ml puedes llevar una botella de agua o de zumo en el equipaje de mano. Si esta botella de agua o zumo que quieres meter en el equipaje de mano supera los 100 ml, no podrás llevarla, tendrás que dejarla en el control de seguridad.

También hay excepciones para la comida de bebé. En ese caso sí que podrás pasar ciertos productos como, por ejemplo, leche materna, de vaca o de soja; agua esterilizada dentro de un biberón o comida específica.

Otros artículos prohibidos en la maleta de cabina

En general, cualquier cosa que pueda ponerte en peligro a ti o a otro pasajero no está permitida en el equipaje de mano. Así, armas, explosivos o cualquier cosa que parezca un arma (como, por ejemplo, armas de juguete o mecheros que parezcan pistolas) están totalmente prohibidos en la maleta de cabina. Otras cosas que no puedes meter en la maleta de mano o de cabina son:

- Sombrillas de playa.

- Bengalas, balizas de emergencia y fuegos artificiales.

- Martillos, sierras y otras herramientas de bricolaje o trabajo.