Rally Dakar A.S.O.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Edgar Vásquez, señaló ayer que, gracias al Rally Dakar, el país  andino estará en los ojos del mundo durante once días (06 al 17 de enero) al transmitirse sus paisajes y atractivos turísticos en 190 países y generando un impacto mediático de aproximadamente 200 millones de dólares.

Como se recuerda, esta es la primera vez que el Rally Dakar se lleva a cabo en un solo país y el Perú es el escenario elegido.

Los organizadores de la competencia han mencionado en diversas oportunidades que ofrecemos un terreno ideal para la competencia: desiertos y terrenos difíciles, los cuales causaron gran impresión en los competidores en ediciones anteriores.

No olvidemos que serán cinco las regiones peruanas (Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna) que recorrerán los 534 pilotos y copilotos de 61 nacionalidades que participan en la carrera más dura del mundo.

Un dato adicional, que resume la importancia del evento: de los diversos medios que transmitirán la competencia, alrededor de 70 emitirán más de 1,200 horas televisivas.


El ministro Vásquez señaló que, a lo antes mencionado, se sumará el impacto económico de 60 millones de dólares que deja la competencia en el Perú.

Esta cifra es superior en 20 millones de dólares (50%) a los resultados del Dakar 2018 (40.5 millones de dólares). Del monto total que se generará en el 2019, alrededor de 40.7 millones de dólares (67%) corresponderán directamente al sector turístico.

"De esta manera, se dinamizará la economía de las regiones que acogerán las etapas de este rally 100% peruano. Motivará el consumo de bienes y servicios en las zonas aledañas a la ruta de la competencia. Representará un incremento de 49% (60.3 millones de dólares) en el consumo de servicios de alojamiento, alimentación, transporte y actividades turísticas con respecto al Dakar 2018", destacó.


Ambiental y culturalmente responsable

El titular del Mincetur sostuvo que el interés del Perú de formar parte del Rally Dakar respondió a los importantes beneficios logrados en el 2018. Cabe indicar que esta competencia es un evento ambiental y culturalmente responsable, tal como sucedió a inicios del año pasado, donde no ocurrió ninguna afectación a nuestro patrimonio cultural.

"El gobierno peruano ha realizado todas las acciones para que esta competencia sea un evento exitoso, y que garantice el cuidado del patrimonio cultural y natural del Perú", señaló.