Sauna en Finlandia Visit Finland

Si quieres entender lo que es Finlandia y su gente, familiarizarse con la sauna es un buen punto de partida.

Contacto Travellers @monzonpaul

La sauna forma gran parte de la cultura finlandesa que no se puede comparar con ninguna otra cosa. Para los finlandeses es una necesidad ir regularmente a la sauna, y si pasan demasiado tiempo sin ella, empiezan a sentirse incompletos.

Durante siglos, la sauna ha sido un lugar para la limpieza tanto física como espiritual, para estar desnudo en todos los sentidos de la palabra, y para entrar en el corazón de la humanidad. La sauna es una forma de vida en Finlandia. Los niños toman sus primeras saunas con sólo unos pocos meses de edad, y desde entonces, nunca lo dejan.

Compartir sauna con alguien es crear un vínculo, es conversar sobre problemas reales, sin pequeñas charlas. En Finlandia, las decisiones importantes se toman en las saunas, no en las salas de juntas. A lo largo de la historia, no ha habido Finlandia sin sauna. Eche un vistazo a las imágenes para ver cómo la sauna está presente en la vida moderna de los finlandeses.

Se dice que hay suficientes saunas en Finlandia para acomodar fácilmente a los 5,4 millones de finlandeses simultáneamente. Es cierto, ya que se estima un número de dos a tres millones de saunas. Hay saunas en los pisos, en las cabañas de verano y piscinas públicas, gimnasios y hoteles, en los barcos y autobuses, lo que sea. Las embajadas finlandesas en el extranjero tienen sus propias saunas e incluso hay uno en el interior del Parlamento en Helsinki.

Sauna es la única palabra finlandesa que ha sido aceptada internacionalmente en otros idiomas, y no hay otra palabra finlandesa con mejor reconocimiento: es el denominador perfecto para Finlandia, su gente y su cultura.

Tomarse un sauna puede significar cualquier cosa, desde una sesión rápida de 10 minutos hasta un evento social de varias horas. Especialmente en una cabaña, puedes ir a la sauna las veces que te apetezca y entre medio nadas en el lago, compartes una barbacoa, te diviertes en el césped y disfrutas de socializar, en general.

En el invierno, el clima helado ofrece contrastes interesantes y actividades complementarias a las saunas. La inmersión en el lago helado y rodar en la nieve se dice que es muy bueno para la circulación sanguínea, pero la mayoría lo hacen simplemente para descargar adrenalina.

Hoy en día, la mayoría de las saunas son privadas, pero todavía hay saunas públicas ubicadas en las grandes ciudades. Las saunas solían ser populares cuando los trabajadores no tenían una propia en casa y se reunían en la sauna del barrio para una buena charla en el vapor. Los finlandeses no buscan activamente el contacto con personas que no conocen, pero las saunas han sido siempre excepciones: allí, todos son iguales, y extraños pueden entrar en inesperadas profundas conversaciones con los demás.

Hace sólo unas pocas décadas, la sauna solía ser una puerta de entrada y salida de este mundo: las mujeres daban a luz en las saunas, y tras la muerte de una persona, el cuerpo pasaba por un lavado final. Decir que la sauna es una parte importante de la cultura finlandesa, nos queda corto.

A medida que te familiarizas con la sauna, es posible que desees explorarlas más a fondo. Hay varios tipos de saunas, las más comunes son la eléctrica, las de leña y humo. La curación ha sido parte de la sauna durante mucho tiempo, y hay decenas de tratamientos beneficiosos relacionados con la sauna.

La expresión "post-sauna" ("saunanjälkeinen") es una excusa perfecta para evitar hacer casi cualquier cosa en Finlandia. La sensación de estar física y mentalmente limpio, es algo tan dichoso que quieres disfrutar de ella en paz, todo el tiempo que sea necesario, y la gente respeta eso.

 

Fuente: Visit Finland