Calafell

Cinco extensos kilómetros de aguas tranquilas y poco profundas ricas en yodo ideales para los más pequeños y actividades para el turismo familiar son la mejor carta de presentación de Calafell, uno de los mejores destinos de Turismo Familiar de Cataluña.

A tan solo 30 minutos de Barcelona, 20 de Port Aventura y muy cerca de la histórica Tarragona Romana, esta bella localidad de situada en pleno corazón de la Costa Daurada puede presumir de contar con un clima excepcional, un patrimonio histórico-cultural único y un entorno natural inigualable.

Y es que, además del sol y la playa, también se puede disfrutar de este destino haciendo deporte, degustando rica gastronomía marinera, sumergiéndose en civilizaciones milenarias y viviendo un calendario de fiestas sin fin.

Costa Daurada

Este acogedor municipio está situado en el corazón de la comarca del Baix Penedès, punto de bienvenida a la Costa Daurada, considerada como uno de los referentes internacionales más importantes del mundo turístico. Calafell disfruta de la Certificación de Turismo Familiar otorgada por la Generalitat de Catalunya, lo que significa que disponemos de una oferta de alojamientos y restauración adaptada a las necesidades de las familias y de una gran variedad de propuestas de ocio y entretenimiento.Sin duda... en Calafell experimentarás un montón de dulces sensaciones.

El nombre de Calafell, topónimo que quiere decir "castillo pequeño", lo encontramos por primera vez escrito en un documento del año 999. Este acogedor municipio está situado en el corazón de la comarca del Baix Penedès, punto de bienvenida a la Costa Daurada, considerada como uno de los referentes internacionales más importantes del mundo turístico.

Íberos y romanos, árabes y señores feudales, todos ellos forman parte de la historia de Calafell. Puerta abierta al Mediterráneo, Calafell combina la riqueza de su patrimonio histórico con el poderoso atractivo de cinco kilómetros de playas de fina arena dorada, con el certificado de gestión medioambiental UNE-EN ISO 14001:2004 y el reciente certificado EMAS otorgado por la Unión Europea.

La Ciudadela Ibérica, el Museo Casa Barral, el Bote Salvavidas, la Iglesia de Sant Miquel, la Cofradía de Pescadores o el Castillo de la Santa Creu son algunos de los testimonios de la historia que nos sirven de guía a través del tiempo hasta la actualidad, donde conviven la música, el deporte, el mar y una buena mesa con el gusto marinero del "arrossejat" o el tradicional del "xató".

No podemos olvidar que Calafell disfruta de la Certificación de Turismo Familiar otorgada por la Generalitat de Catalunya, lo que significa que disponemos de una oferta de alojamientos y restauración adaptada a las necesidades de las familias y de una gran variedad de propuestas de ocio y entretenimiento. Por otra parte, Calafell es miembro del club de Turismo Activo con actividades como el Nordic Walking (marcha nórdica), senderismo y BTT (gratuitas y con guías titulados).

Playas

Disfrutad de los 5 kilómetros de arena dorada, de sus aguas ricas en yodo y desde luego de las muchas actividades acuáticas que pueden practicarse en ellas. Las tres playas y el paseo marítimo de Calafell fueron de las primeras de Cataluña en recibir la certificación ISO 14.001 por parte de la Entidad Certificadora AENOR, en el año 2003. En el año 2006, se recertifica el sistema ISO 14001:2004, por parte de la misma entidad y en marzo de 2008, se obtiene el sistema de gestión medioambiental verificado en EMAS por la Unión Europea.

La bandera azul está presente en nuestras playas desde 1992 con la colaboración del Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona.

Las playas de Calafell son ideales para el turismo familiar. Ya hace tiempo, Calafell era conocida cómo "la playa del biberón", por la calidad de la arena y del agua, por la tranquilidad del mar y por la suavidad de las pendientes cuando se entra en el mar.

Un lugar ideal para pasar unos días con la familia y los amigos. Las playas del municipio disponen de los siguientes servicios:

· 12 pasarelas de hormigón adaptadas, así como duchas accesibles desde las pasarelas.
· Aparcamientos próximos a la playa, reservados para personas discapacitadas físicas.
· Baños asistidos con silla anfibia por el personal de la Cruz Roja. Socorristas de la Cruz Roja en todas las playas.
· Duchas

· Zonas para juegos infantiles.

· Balizamiento de la zona de baño, con canales náuticos para la entrada y la salida de embarcaciones.
· Servicios de alquiler de tumbonas, toldos, patines, etc.