España en la Historia. Las leyendas de la Torre de la Malmuerta

Por Manuel Villegas Ruiz. Introducción de Carlos de Bustamante

(Leyenda de los comendadores de Córdoba. Oleo de José María Rodríguez de Losada. 1872 (Diputación de Córdoba).)

Continuamos los artículos que publica la Asociación Enraizados en su web https://espanaenlahistoria.org, en su objetivo de propagar uno de sus fines,  «Defender la Tradición cristiana de España como fuente de su unidad y solidaridad», provocando un sano orgullo sobre aquellos hechos que jalonan un acontecer incomparable, dando a conocer la prestigiosa realidad que adorna la historia de España y el acervo de valores que ha aportado no solamente a la propia nación sino al mundo entero.

Reproducimos ahora otro artículo de Manuel Villegas Ruiz, que lleva por título “Las leyendas de la Torre de la Malmuerta” en que nos explica que tiene varias leyendas curiosas la Torre de la Malmuerta, en Córdoba, cercana a los Jardines de Colón, una torre albarrana o exenta, de forma ochavada, maciza hasta la primera planta a la que se accede a través de un arco de medio punto que la unía a la muralla y que se construyó sobre los restos de una torre musulmana entre los años 1404 y 1408, o sea se le dio fin dos años después de la muerte de Enrique III, que según una inscripción en la misma fue el autor. Pero en cambio dice la leyenda que el Regidor Fernando Alfonso asesinó a su esposa Beatriz de Hinestrosa porque sospechaba que lo engañaba con Jorge de Córdoba y Solier, Comendador de Cabeza del Buey, y también dio muerte al hermano de este, Fernando Alfonso de Córdoba y Solier e igualmente a varios criados y familiares a los que consideraba cómplices y encubridores del adulterio; pero al conocer que su esposa no le era infiel se arrepintió y pidió perdón al entonces rey de Castilla Juan II, quien como condena lo obligó a construir esta torre, por lo que fue conocida como la Mal-muerta. Todavía hay otra leyenda sobre esta torre, veamos ambas en el artículo de Enraizados.

«En Córdoba, cercana a los Jardines de Colón, también conocidos por los de la Merced por su proximidad al antiguo convento de los mercedarios, hoy sede de la Diputación provincial, se encuentra la Torre de la Malmuerta que también se halla próxima a la Puerta del Colodro que es uno de los accesos al barrio de Santa Marina.

Se trata de una torre albarrana o exenta de forma ochavada, maciza hasta la primera planta a la que se accede a través de un arco de medio punto que la unía a la muralla y que tiene una historia curiosa que vamos a exponer brevemente.

Se construyó sobre los restos de una torre musulmana y servía para defender las puertas del Rincón y la del Colodro

A lo largo de los tiempos ha tenido diversos usos: cárcel, polvorín e incluso el sabio cordobés Gonzalo Antonio Serrano, llevaba a cabo sus observaciones astronómicas, durante el siglo XVIII, dada su altura. En la parte baja del arco hay un escudo del rey Enrique III.

Fue construida entre los años 1404 y 1408 o sea se le dio fin dos años después de la muerte del mencionado rey. En dicho lugar del arco se encuentra el escudo de éste, apenas legible hoy, con la siguiente inscripción:

En el nombre de Dios: porque los buenos fechos (hechos) de los reyes no se olviden mandó facer el muy poderoso Rey Don Henrique, e comenzóse a sentar en el año de nuestro Señor Jeso Christo de M. CCCCVI, e siendo obispo Don Fernando Deza, é oficiales por el rey, Diego Fernández, Mariscal, Alguacil mayor, el Doctor Luis Sánchez, Corregidor, e regidores Fernando Díaz de Cabrera e Ruy Gutiérrez…e acabóse en el año de M. CCCCVIII.

Hasta aquí la descripción histórica de la misma, pero esta edificación cuenta con una leyenda con fundamento real que sucedió en el año 1448.

El Caballero Veinticuatro (en la mayoría de las ciudades andaluzas se denominaba así a los Regidores), Fernando Alfonso, o Alonso, de Córdoba, asesinó a su esposa Beatriz de Hinestrosa, ambos pertenecientes a la Cepa de Córdoba. Se le da este nombre a los caballeros que entraron en la ciudad cuando su conquista se llevó a cabo por Fernando III el 29 de junio de 1236.

El motivo del asesinato fueron los celos de este caballero que sospechaba que Dª Beatriz lo engañaba con Jorge de Córdoba y Solier, Comendador de Cabeza del Buey.

También dio muerte al hermano de este, Fernando Alfonso de Córdoba y Solier perteneciendo ambos a la Orden de Calatrava y eran sus primos.

Obcecado por la ira, igualmente privó de la vida a varios criados y familiares a los que consideraba cómplices y encubridores del adulterio.

La leyenda-historia continua pues, al conocer que su esposa no le era infiel se arrepintió y pidió perdón al entonces rey de Castilla Juan II, quien como condena lo obligó a construir esta torre, por lo que fue conocida como la Mal-muerta.

En realidad, como hemos dicho, se edificó en los años mencionados durante el reinado de Enrique III.

Pareja a esta historia, sí existe una muy curiosa leyenda, pues dice que a los pies de la torre, sin lugar por el que entrar, existe un inmenso tesoro de monedas de oro romanas, visigodas y musulmanas, así como una ingente cantidad de piedras preciosas que podrán colmar la sed de riquezas del más avariento de los humanos.

¿A qué esperan para salir a la luz? A que un gentil caballero cordobés, hermoso y valiente pase a todo galope con su corcel por debajo del arco y que en esos segundos sea capaz de leer e interpretar la inscripción en él grabada. En ese momento se abrirá la puerta oculta y un apuesto paje que guarda el tesoro se lo entregará al gallardo doncel.”

Base documental:

“Casos Notables de la ciudad de Córdoba” (¿1618?). I.S.B.N.: 84-86137-00-4.

Depósito legal: CO  496-CO-1982.

Ramírez de Arellano y Gutiérrez, Teodomiro, “Paseos por Córdoba”, o sean, Apuntes para su historia. 2ª edición. I.S.B.N. 84-241-9951-0.

Depósito legal LE 1180/1973.

Hernández Sánchez, Marcial “Historias y leyendas de Córdoba”. I.S.B.N.: 84-96229-35-1.

Depósito legal: CO-4675-4.

https:/www/.artencordoba.com.

httpps://www.turismodecordoba.org.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído