Ignacio Camacho, Periodista

Verdad

«Cuando quiere aparentar preocupación por un problema, Zapatero crea un ministerio; no añade soluciones, sino aparataje político, envoltorio vacío y puesta en escena»Columna en el diario "ABC", 23-03-2010

La opinión de los lectores

Votar

La columna se titula «La Poda» y va de ahorros. En concreto, de la urgente necesidad de que se reforme el Gobierno y cómo Zapatero podría llevarlo a cabo.

Ignacio Camacho, fino analista, cree que se trata de algo imprescindible, pero no confía mucho en que el presidente del Gobierno lo lleve a cabo:

«Cuando quiere aparentar preocupación por un problema, Zapatero crea un Ministerio; no añade soluciones, sino aparataje político, envoltorio vacío y puesta en escena».

Tiene razón Camacho. Apenas llegar a La Moncloa, Zapatero se inventó dos nuevos ministerios.

En 2004 y convencido de que eso le haría ganar puntos entre los que buscan casa, decidió crear el Ministerio de Vivienda. Sus cometidos serían: luchar contra la especulación del suelo y facilitar el acceso a la vivienda. A día de hoy, no se ha cumplido ni lo uno ni lo otro pese a que la crisis ha conseguido que los precios de la vivienda se reduzcan.

En 2008, ya en la segunda legislatura, con el fin de promover una igualdad real y efectiva, puso en marcha el Ministerio de Igualdad. En este caso, la principal impulsora de la nueva Ley del aborto ha sido, precisamente, Bibíana Aído, la titular de esta cartera.

Y en plena crisis, ya avanzado 2009 y cuando la economía espalñola se desmoronaba, decidió mantener a 644 de sus 656 asesores y asignar a la Moncloa un presupuesto nada desdeñable que llega a los 49,3 millones de euros.

Si se compara con las últimas cuentas públicas aprobadas por el Ejecutivo de Aznar, las correspondientes a 2004, se observa un incremento de casi 22 millones de euros, un 77,5 por ciento más.

Zapatero incluye una partida destinada a «Gastos de Palacio», con un coste de 355.360 euros. Los gastos de personal han pasado de 16 millones de euros en 2004 a 28,3 en 2009.

Los incentivos al rendimiento de los asesores del presidente del Gobierno se han duplicado en cinco años: de 2,2 millones a 4,4 millones para el próximo ejercicio.

Llama la atención la subida del presupuesto en energía eléctrica del jefe del Gobierno: en 2004 era de 510.000 euros. En 2009, superó a los 806.000 euros.

Y en 2010, ya veremos.