Antonio Casado, Periodista

Verdad

«Todos los que avisaban de la crisis y de lo malo que podía suceder no estaban avisando, sino que lo estaban deseando»"Alto y Claro" de Telemadrid, 31-03-2010

La opinión de los lectores

Votar

Curri Valenzuela no presentó ese día el programa que dirige desde hace seis años. Quizá estaba en su Málaga natal disfrutando de sus procesiones. Le sustituyó Carmen Tomás.

Entre los intervinientes, Antonio Casado. El periodista zamorano sorprendió a presentes en el plató y a televidentes con una frase, cuanto menos provocadora:

«Todos los que avisaban de la crisis y de lo malo que podía suceder no estaban avisando, sino que lo estaban deseando».

El columnista de «Elconfidencial.com», que no es de los que compren a pies juntillas la «mercancía» que suelen vender los gabintees de comunicación de los partidos, parece apuntarse en este asunto a las tesis y consignas que distribuye la "Factoría Blanco" desde la sede socialista de la madrileña calle Ferraz.

El mismo presidente del Gobierno negaba rotundamente que se avecinara un mal momento para la economía española e incluso llegó a calificar de «antipatriotas» a quienes alertaban de la crisis.

Posteriormente, cuando ésta era una realidad y una máquina de generar paro y pobreza, Zapatero no tenía empacho en afirmar que no sólo él no se había dado cuenta de la que se nos venia encima, sino que nadie, ni el PP, ni los bancos centrales, ni las grandes instituciones y entidades financieras la habían detectado.

Zapatero no pronunció la palabra crisis hasta el 8 de julio de 2008, casi cuatro meses después de las elecciones legislativas.

Sin embargo, el que fuera candidato número dos del por Madrid, Manuel Pizarro, mantuvo que estábamos en un proceso de recesión cinco meses antes, el 21 de febrero de 2008, durante un debate en Antena 3 con Pedro Solbes, en el que el socialista sostuvo lo contrario y emergió como vencedor de la discusión.

Al margen de lo que dijo Pizarro, que se cumplió punto por punto, toda una serie de economistas de prestigio vaticinaron lo que se nos venía encima.

El 21 de enero de 2007, el español Guillermo de la Dehesa publicó en El País un artículo premonitorio, titulado «La próxima recesión».

Paul Krugman, galardonado en 2008 con el Premio Nobel de Economía, lo venía anunciando desde 2005 en sus artículos semanalas en The New York Times.

Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, lo venía repitiendo desde 2003.

La lista de especialistas que sí acertaron y no se equivocaron es larguísima y sugerir, como hace Casado, que quienes avisaban estaba "desenado" que llegase la crisis, es disparatado.

Casado reconoce que, por ejemplo, el PP sí lo había advertido -basta acordarse del debate Solbes-Pizarro-, pero, al mismo tiempo, matiza que más que un diagnóstico era un deseo.

Un deseo de que las cosas fuesen lo peor posible para pescar en río revuelto.

El juicio de valor de Casado es temerario.