Antonio Burgos, Escritor y periodista

Verdad

«El de Deportes, por lo de la vida sana, es un Ministerio «Sin»: sin alcohol, sin cafeína, sin azúcar, sin edificio, sin organigrama, sin funcionarios»ABC, 21-07-2010

La opinión de los lectores

Votar

El escritor y periodista sevillano escribió un divertido artículo, lleno de ironía y mordiente, sobre el triunfo de España en el Campeonato del Mundo Sudáfrica 2010. Entre frases chistosas, deslizaba varias falsedades.

La columna se titulaba El Mundial lo ha ganado ZP. Su argumento es sencillo: «Hasta que no asumió personalmente el Ministerio de Deportes a España la echaban siempre en octavos». E insistió:

«ZP es el hombre-orquesta del Ministerio de Deportes. Y vuelvo a insistir: nadie ha dado ni un mal ‘viva' al señor ministro cuando Iker Casillas alzaba la antigua copa Jules Rimet».

Más adelante, asegura que es un departamento ejemplar:

«El de Deportes, por lo de la vida sana, es un Ministerio «Sin»: sin alcohol, sin cafeína, sin azúcar, sin edificio, sin organigrama, sin funcionarios».

Deportes no es un ministerio, sino una competencia que depende del presidente del Gobierno. Una competencia que sí tiene presupuesto, altos cargos, funcionarios, coches oficiales...

Basta citar un nombre: el omnipresente Jaime Lissavetzky Díez. El secretario de Estado de Deportes está presente en todo acontecimiento deportivo. No falta a ninguno. Y, además, el Consejo Superior de Deportes que preside tiene una importante estructura como se puede comprobar en la web de Presidencia del Gobierno.