Antonio Burgos, Escritor y periodista

Verdad

«El PP necesita urgentemente un Rubalcaba. No es que existan dos varas de medir. Es que los unos tienen un Rubalcaba y los otros no lo tienen»ABC, 02-03-2011

La opinión de los lectores

Votar

El escritor y columnista Antonio Burgos discierne en el ABC -Las dos varas- el diferente criterio con el que se trata al Partido Popular respecto del PSOE cuando surge un supuesto caso de corrupción.

Afirma el articulista que:

Hay, evidentemente, dos varas de medir. Trátase de la vara progre de medir y la vara conservadora. Aunque a la vista de los últimos escándalos estoy por sacar en conclusión que sólo hay una vara: la vara con la que los progres no sólo miden, sino que le dan hasta en el cielo de la boca a los del PP, que tienen una política de comunicación manifiestamente mejorable. Si es que la tienen, que lo dudo.

Burgos ejemplifica su frase con dos hechos concretos:

Hay, pues, una vara para medir en Valencia y una vara para medir en Andalucía. Por una sencilla razón: porque en Valencia gobierna el PP y en Andalucía, el PSOE. Lo digo por los trajes y por los ERES. ¿Cuántos valen tres asquerosos trajes de Milano, una mierda de trajes, ni siquiera cortados por el sastre del Rey, sino confección de serie y del montón? Media pringá. ¿Y cuántos cientos de miles de trajes de Milano se pueden comprar con los millones de caudales públicos que se han ido a manos privadas por el sumidero andaluz de Mercasevilla y de los Eres, en el que se ha obrado el milagro asociado de que un señor con el carné, por ser vos quien sois, pase de botones de González Byass a presidente del Consejo Regulador del Marco de Jerez, tras dedicarse a repartir millones entre sus antiguos compañeros de trabajo como el rey mago que tira caramelos?

Remacha el escritor con:

¿Qué hubiera pasado si en Valencia se descubre que un consejero del PP que trabajó como reponedor en Mercadona se dedica a repartir millones entre sus antiguos compañeros, tras ser nombrado presidente del Tribunal de las Aguas?

Y así Antonio Burgos llega a la conclusión de las carencias del Partido Popular:

El PP necesita urgentemente un Rubalcaba. No es que existan dos varas de medir. Es que los unos tienen un Rubalcaba y los otros no lo tienen. Un virtuoso en el arte de la manipulación y del embuste, el alquimista que convierte las mentiras en verdades, instalado en esa absurda superioridad moral que se arrogan los progres por el mero hecho de serlo.

Razón no le falta al columnista de ABC a la hora de tirar de las orejas al PP por su endeblez en materia comunicativa. El bloguero David Felipe Arranz exponía el 26 de diciembre de 2010 en Periodista Digital -La comunicación del PP en Navidad- la inocencia de los conservadores a la hora de trasladar sus mensajes a la sociedad:

Da la sensación -desde hace demasiado tiempo- de que el gabinete de comunicación está en manos de un grupo de chavales de Educación Primaria que no tienen ni la más remota idea de comunicación política. Y de acción política a través de las herramientas que nos brinda el lenguaje audiovisual, ya ni digamos.

Evidentemente, las palabras de Antonio Burgos merecen ir cuñadas con el sello de la verdad.