Voz del sur

Julio Frank Salgado

A mitad de camino hacia la nueva Carta Magna

La Constitución de la dictadura pareciera tener sus días contados, aunque su aplastante derrota en el plebiscito del 25 de octubre le ha quitado sólo la primera de sus posibilidades de mantenerse en pie.

El proceso hacia una nueva Constitución, que entrará en curso una vez sentenciado el triunfo del “Apruebo” por el Tribunal Calificador de Elecciones y convocado por el Presidente de la República, implicará al menos tres pasos más antes de terminar con el confinamiento político y social impuesto constitucionalmente, con su secuela de desigualdades, arbitrariedades y restricciones, durante 40 años.

Paso 1: Consecución de un plebiscito

Cumplido (15-11-2019). Lo que no lograron sucesivos movimientos ciudadanos por una Asamblea Constituyente durante más de diez años, limitados principalmente en recursos para difusión y despliegue territorial e ignorados por los medios de comunicación tradicionales, lo alcanzó finalmente la incontenible presión de una revuelta popular imprevista llamada “estallido social” y también, vale reconocer, una reacción democrática ante ella de la mayor parte de la dirigencia política.

Paso 2: Aprobación en plebiscito

Cumplido (25-10-2020). Pese a las exigencias sanitarias y al temor a la pandemia, y a ser, además, un acto voluntario, la ciudadanía se movilizó masivamente hacia las urnas el 25-O y otorgó una abrumadora mayoría (78%) a la redacción de una nueva Constitución, representada por la alternativa “Apruebo”.

Paso 3: Elección de constituyentes socialmente representativos

Pendiente (11-4-2021). Está aprobada la conformación del órgano constituyente (Convención Constitucional) incluyendo la paridad de género, pero todavía se encuentran en trámite legislativo los proyectos de escaños reservados a pueblos originarios y la reducción de requisitos para las candidaturas de independientes (los dirigentes sociales deberán suspender su cargo para poder postular).

Paso 4: Redacción de una Constitución socialmente representativa

Pendiente (2021-2022). No obstante tener que llegar a su instalación cargando limitaciones legales previas sobre quórum para aprobar acuerdos (dos tercios) y sobre la variedad de materias por abordar (exclusión de tratados internacionales, entre otras), el órgano constituyente podría definir soberanamente sus reglas de funcionamiento y el alcance de su temario.

Paso 5: Aprobación de una Constitución socialmente representativa

Pendiente (2022). Con voto obligatorio esta vez, la ciudadanía deberá aprobar mayoritariamente el texto propuesto por el órgano constituyente para dejar así sancionada una nueva Constitución para Chile.

J.F.S.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Julio Frank Salgado

Periodista y bloguero chileno. Reportero y editor en medios de comunicación escritos, radiales, televisivos y digitales. Activista digital por una Constitución democrática para Chile desde 2007. Autor de "Médicos en la Historia de Chile" (2005) e "Idolos de blanco" (2011). Año XVI en la blogosfera de PD.

Julio Frank Salgado

Periodista y bloguero chileno. Reportero y editor en medios de comunicación escritos, radiales, televisivos y digitales. Activista digital por una Constitución democrática para Chile desde 2007. Autor de "Médicos en la Historia de Chile" (2005) e "Idolos de blanco" (2011). Año XVI en la blogosfera de PD.

Lo más leído