Fran, el guardia civil de ‘Control de Fronteras’ (DMAX), detenido por dejar entrar más de 200 kilos de cocaína en España

Era uno de los responsables de la aduana del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez

Fran, el guardia civil de 'Control de Fronteras' (DMAX), detenido por dejar entrar más de 200 kilos de cocaína en España

Fran, uno de los Guardias Civiles que habitualmente han aparecido en el programa ‘Control de Fronteras’ que emite DMAX, ha sido detenido por un presunto delito contra la salud pública por narcotráfico.

El miembro de la Benemérita está acusado de dejar pasar más de 200 kilos de cocaína por el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

El cabo podría ser el nexo en Madrid entre dos bandas de narcotráfico. El agente uniformado aprovechó su puesto como jefe de turno en el Servicio Fiscal del aeropuerto para hacer la ‘vista gorda’ con las maletas que contenían la cocaína.

Esta historia parece que comenzó cuando el guardia civil Fran conoció a una mujer colombiana ,quien también ha sido detenida, con la que inició una relación sentimental tras separarse de su esposa.

Ella le presentó a sus amigos los narcotraficantes, quienes al enterarse de que él era el responsable de aduanas, le hacían una oferta difícil de rechazar, como diría ‘El Padrino’, según informa El Mundo.

La forma en que se pasaba la droga era muy fácil. Los narcos facturaban las maletas con droga en el país de origen a nombre de pasajeros que nunca llegaban a subirse al avión. Una vez en Madrid, otra persona las recogía.

Tras una intervención de 45 kilos de cocaína, la Guardia Civil inició una investigación que un año después ha conducido a estas detenciones y la incautación de otros 236 kilos de cocaína, armas de fuego y decenas de miles de euros en efectivo.

Gracias a este delito, Fran y su pareja tenía una vida llevaba un alto nivel de vida imposible de mantener con sus 2.000 euros brutos de sueldo. Compraban en la famosa Milla de Oro madrileña, rehabilitó un
Chevrolet Camaro con el que iba a los casinos de Torreledones y la Castellana.

En definitiva, de nuevo un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado se deja corromper por el ‘amor de una mujer’ y el atractivo del dinero. Y no es el primero ni será el último

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Lo más leído