SI SE SIENTEN MUJERES

La delirante ‘ley trans’ que prepara Montero permitirá a violadores poder entrar a cárceles y baños de mujeres

La delirante 'ley trans' que prepara Montero permitirá a violadores poder entrar a cárceles y baños de mujeres

Podemos ya tiene un borrador para modificar la ley de 2007 por seguir tratando la transexualidad como una enfermedad.

El Ministerio de Igualdad de Irene Montero reconoce que la ley aprobada en 2007 para permitir a las personas trans rectificar su sexo registral sin necesidad de tratamientos quirúrgicos de cirugías genitales fue pionera y supuso «un avance sustancial», pero cree que es necesario dar un paso más para equiparse a los estándares internacionales.

Montero quiere que ‘su’ ley —Ley para la Igualdad Plena y Efectiva de las Personas Trans— permita a los menores solicitar la rectificación registral y que no exija acreditar «disforia de género» mediante un informe médico o psicológico, porque eso supondría «estigmatizar y patologizar el colectivo».

La ley, continúa, tampoco ampara el cambio de la mención de sexo y nombre en la tarjeta de residencia y permiso de trabajo a las personas extranjeras con residencia legal en España. Según esta ley, el sexo ya no es un hecho biólogo, algo que levanta ampollas en el PSOE.

La ‘ley Montero’ permitirá cambiar de sexo en el DNI simplemente declarando la identidad sentida –sin informe médico ni hormonas– y autorizará también a los menores de edad a pedir una rectificación registral incluso sin el consentimiento de sus padres, lo que resulta del todo punto inaceptable.

¿Qué peligros vislumbra esta ley? Que los menores reciban tratamiento hormonal inhibidor de su desarrollo antes de la pubertad.

Las mujeres son las otras grandes perjudicadas. Cualquier hombre que manifieste que se auto percibe como mujer tiene derecho a utilizar vestuarios femeninos», reseña Actuall.

«Cualquier hombre condenado a pena de prisión, podrá alegar que se auto percibe mujer y solicitar ser ingresado en un centro penitenciario de mujeres. Curiosamente, la ley establece que se tomen medidas para preservar su seguridad, pero no dice nada de la seguridad de las reclusas que tendrán que compartir forzosamente establecimiento con un ser humano dotado de órganos sexuales masculinos. En la Argentina kirchnerista y en Reino Unido, que se encuentra a la vanguardia de este tipo de legislación, ya se han dado casos de supuestas mujeres transexuales que han violado a varias reclusas«.

Como dice la pediatra americana Michelle Cretella, «nos preocupa que los menores de 16 años se puedan tatuar y quedar marcados de por vida, pero consentimos que sus genitales sean mutilados de forma irreversible».

«¿Y quién decide el cambio de sexo? Pues el propio niño, —explica Agustín Rosety en Actuall— si se estima que tiene madurez suficiente para comprenderlo, con independencia de su edad. Y si no tiene madurez, pues lo deciden sus padres. Si los padres no están de acuerdo, bastará con que uno de ellos lo autorice. Es más, si ninguno de los dos está de acuerdo y el niño lo pide, se nombrará un defensor judicial del menor para que tome la decisión».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído