EL PRESIDENTE DE CANTABRIA CABREA A LA REGIÓN

Así son las ‘servilletas-mascarilla’ por las que Revilla ha pagado 150.000 euros: «No valen ni para limpiarse después de comer anchoas»

"No están homologadas, no sirven para proteger de ningún riesgo, no se ajustan a la cara, ni se considera producto sanitario"

Así son las 'servilletas-mascarilla' por las que Revilla ha pagado 150.000 euros: "No valen ni para limpiarse después de comer anchoas"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha enfurecido a los cántabros después de distribuir unas ‘servilletas-mascarilla’ para protegerse del coronavirus. De hecho, el tema se ha convertido en Trending Topic después de que este 13 de abril de 2020 comenzaran a circular vídeos e imágenes del producto en cuestión.

Los usuarios han calificado estas mascarillas como unas «servilletas con cortes a los lados» en las que el líder autonómico ha invertido 150.000 euros. El propio Revilla anunció en ‘laSexta Noche’ cómo serían esas mascarillas mostrando una. En una comparecencia, el presidente aseguró que estas mascarillas «pueden solucionar perfectamente el día a día de mucha gente que tiene que salir a las compras» aunque «no es una maravilla», «vale» para su función.

1.200.000 ‘servilletas’

Las mascarillas gratuitas no sustituyen a una mascarilla quirúrgica homologada, en total el Gobierno de la región ha adquirido 1.200.000 unidades. Dicha distribución se realiza en colaboración con Correos en los municipios con más de 8.000 habitantes y las zonas de mayor incidencia de la epidemia.

Según el Gobierno de Cantabria «las mascarillas que ha comenzado a repartir tienen un índice de protección al contagio del 85%, son 100% de celulosa y tienen certificado FSC/PEFC».

«Él ya tiene su mascarilla homologada»

Sin embargo, los cántabros no piensan lo mismo y han criticado la aparente inutilidad de las mascarillas. «No están homologadas, no sirven para proteger de ningún riesgo, no se ajustan a la cara, ni se considera producto sanitario, ni EPI«, comenta un usuario. Otros critican que, además de la aparente ineficacia de estas mascarillas, podrían ser peligrosas, ya que dificultan la visión casi tapando los ojos.

Revilla está siendo cuestionado por la escasez y los problemas de acceso a mascarillas y desinfectantes, de hecho algunos internautas apuntaban que «mientras llega a casa de cada Cántabro servilletas de papel diciéndoles que son mascarillas. Él, mientras tanto, ya tiene su mascarilla homologada, con válvulas y todo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído