La Guardia Nacional vuelve a utilizar la fuerza para garantizar el secuestro del Palacio Federal Legislativo

Venezuela: el desesperado intento de Juan Guaidó de entrar a la Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional de Venezuela está secuestrada por el régimen de Nicolás Maduro. A pesar de que Juan Guaidó y otros 100 diputados cuentan con la autorización legal para acceder y legislar desde la institución pública, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha vuelto a impedir por la fuerza que cualquier representante de la oposición acceda al Palacio Federal Legislativo.

El bloqueo de las fuerzas de seguridad del régimen chavista ha generado la desesperación de los diputados venezolanos y del presidente interino Juan Guaidó, quien personalmente ha intentado saltar por encima del bloqueo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Tras el forcejeo, el presidente interino ha logrado entrar el hemiciclo y tomar su lugar como presidente de la Asamblea Nacional.

“Venezuela vive una dictadura la cual estamos estamos enfrentando y vamos a lograr vencer”, expresó el ratificado presidente de la Asamblea Nacional (y reconocido por los gobiernos de Estados Unidos, Unión Europea y Grupo de Lima, entre otros) durante su desplazamiento al mencionado recinto, donde se prevé se realice la primera sesión del nuevo período legislativo 2020.

Los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y otras fuerzas policiales utilizaron la excusa de estar “reguardando” los alrededores de la Asamblea Nacional, así como ya ocurrió el pasado domingo 5 de enero, cuando también se impidió la entrada a Juan Guaidó para la sesión especial, en la cual finalmente en las instalaciones de El Nacional resultó ratificado en el cargo y como presidente interino de Venezuela.

La Guardia Nacional Bolivariana cerró la puerta este del Palacio Federal Legislativo, donde se le informó a los parlamentarios que el ingreso era por la puerta oeste. Sin embargo, esta también fue cerrada.

Mientras, la fraudulenta junta directiva encabezada por el diputado expulsado por la oposición tras haber sido acusado de corrupción, Luis Parra, tomó posesión de las curules de la presidencia de la Asamblea Nacional, en un hemiciclo que solo contó con la presencia de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y otros que se denominan de “oposición” (investigados por hechos de corrupción), pero que han sido aislados por sus nexos con el chavismo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído