Alfonso Rojo

Alfonso Rojo (Ponferrada 1951), fundador, director y principal accionista de Periodista Digital, es licenciado en Derecho y en Ciencias de la Información. Inició su carrera en 1976, como fotógrafo de Diario 16, formó parte del equipo fundacional de El Mundo y hasta optar definitivamente por el periodismo en Internet, trabajó como enviado especial, corresponsal en el extranjero y reportero de guerra. Es autor de 11 libros.

REPORTERO DE GUERRA: Tribulaciones en China (XXXVI)

REPORTERO DE GUERRA: Tribulaciones en China (XXXVI)

Tras Cuba, la siguiente oportunidad de lucimiento para los reporteros de guerra se originó en China, donde bandas de boxers, imbuidos de la suposición de que eran inmunes a las balas de los paganos occidentales,
REPORTERO DE GUERRA: La Pluma y la Espada (XXXV)

REPORTERO DE GUERRA: La Pluma y la Espada (XXXV)

La suerte existe, pero solo la que uno busca, la que uno provoca y llama hasta que se digna responder. Y entonces hay que saber explotarla. Con esa intención, aunque sin excesivo éxito, sucumbí a la
REPORTERO DE GUERRA: Las dos formas de morir un periodista en 'Territorio Comanche' (XXXIII)

REPORTERO DE GUERRA: Las dos formas de morir un periodista en ‘Territorio Comanche’ (XXXIII)

La cercanía es esencial para un buen reportaje pero, a base de aproximarse a la barrera, a veces se traspasa y termina convirtiéndose uno en noticia aunque no lo desee. Eso no está mal si se puede volver victorioso a casa, como me ocurrió a mi en abril de 1979 (El bautismo de fuego y la inmortalidad). Todavía recuerdo el explosivo recibimiento que me propinaron mis ocho hermanos y mis padres cuando
REPORTERO DE GUERRA: ¿Quien me mandaría a mi meterme en esto? (XXXII)

REPORTERO DE GUERRA: ¿Quien me mandaría a mi meterme en esto? (XXXII)

Las estampas de la insurrección sandinista de septiembre de 1978, tomadas casi siempre con un angular de 24 milímetros, permitieron a Susan Meiselas ganar el Premio Robert Capa a la mejor fotografía de guerra del año. A mi me sirvieron para perfilar una modesta firma, sacar un poco la cabeza por encima del rebaño y para colocar a precio de saldo reportajes en revistas como Cambio 16, Blanco y
REPORTERO DE GUERRA: El 'doctor' Leo Gabriel y el progre impenitente versión periodista (XXXI)

REPORTERO DE GUERRA: El ‘doctor’ Leo Gabriel y el progre impenitente versión periodista (XXXI)

Por Alfonso Rojo Se suele decir que la prueba más evidente de que los austriacos son diabólicamente listos es que han sido capaces de convencer a la Humanidad de que el nazi Adolf Hitler erá alemán y el compositor Ludwig van Beethoven era austriaco, cuando es precisamente lo contrario. Cito la frase, no porque el personaje que protagoniza buena parte de esta entrega del serial sea especialmente
REPORTERO DE GUERRA: Un maestro gordo, miope y genial llamado Manu Leguineche (XXX)

REPORTERO DE GUERRA: Un maestro gordo, miope y genial llamado Manu Leguineche (XXX)

Manuel Leguineche, que era vizcaíno, había nacido en 1941 y falleció el 22 de enero de 2014 después de una vida intensa dedicada al periodismo y la literatura, escribió una vez que la II Guerra Mundial empezó en su pueblo, Guernica. La guerra siempre formó parte de la vida de este hombre de paz, extraordinario jugador de mus, cazador empedernido, fundador de dos agencias de prensa, Colpisa y
REPORTERO DE GUERRA: 'Fake News', bulos, loros, leones y otras mentiras (XXIX)

REPORTERO DE GUERRA: ‘Fake News’, bulos, loros, leones y otras mentiras (XXIX)

Por Alfonso Rojo Januarius Aloysius MacGahan no fue el único corresponsal cuyos artículos actuaron como catalizador de conflictos bélicos a finales del siglo XIX, ni Winston Churchill fue el singular político-periodista enamorado de un sueño imperial y resuelto a meter a su nación en la batalla. Hubo otros, como el reportero Richard Harding Davis o el editor del New York Journal, William Randolph
REPORTERO DE GUERRA: Un gigante polifacético llamado Winston Churchill (XXVIII)

REPORTERO DE GUERRA: Un gigante polifacético llamado Winston Churchill (XXVIII)

La táctica fundamental de Lord Herbert Kitchener consistió en forzar a los veintiséis periodistas que le acompañaban a compartir todos los riesgos asumidos por sus soldados, además de limitar su acceso al telégrafo a doscientas palabras diarias, racionarles la comida, no darles ayuda material alguna, incrementar sus penalidades, negarles información y dispensarles el trato mas descortés posible.
REPORTERO DE GUERRA: El Premio Pulitzer y la excelencia en Periodismo (XXVII)

REPORTERO DE GUERRA: El Premio Pulitzer y la excelencia en Periodismo (XXVII)

A diferencia de lo que logró Januarius Aloysius MacGahan en Bulgaria y desgraciadamente para esas mujeres de las que hablaba Borislav Herak y para miles de civiles inocentes, los artículos de Roy Gutman, los que escribió John Burns para el New York Times o las miles de notas que envió Kurt Schork a través del teléfono por satélite de la Agencia Reuters no cambiaron apenas el curso de la historia
REPORTERO DE GUERRA: Crimen sin castigo (XXVI)

REPORTERO DE GUERRA: Crimen sin castigo (XXVI)

A pesar de lo pretenciosos que somos y del postín que nos solemos dar, hay pocas ocasiones en que los artículos de un periodista cambien el curso de la Historia, pero a veces ocurre. Uno de los ejemplos más esplendorosos es el de Januarius Aloysius MacGahan, un norteamericano de origen irlandés que medía casi dos metros, lucía un bigote frondoso, solía cubrirse con un gorro de astracán y aborrecía
REPORTERO DE GUERRA: ¿Qué come y cómo vive la gente allí? (XXV)

REPORTERO DE GUERRA: ¿Qué come y cómo vive la gente allí? (XXV)

Por Alfonso Rojo La de enviado especial es una profesión fascinante en la que a uno le pagan por hacer lo que le más le gusta. Como dicen los encallecidos veteranos, es mucho mejor que trabajar, aunque no esté exenta de transitorias frustraciones. Una de ellas es que a miles de kilómetros de distancia, en el trajín de la redacción, piensen que las cosas son de un modo, cuando en realidad son
REPORTERO DE GUERRA: Hamburguesa de ser humano (XXIV)

REPORTERO DE GUERRA: Hamburguesa de ser humano (XXIV)

En el reporterismo de guerra los scoops suelen depender más de la mezcla de fortuna y osadía que de devanarse los sesos. En las Navidades de 1991, en los mismos días en que Boris Yeltsin desplazó a Mijaíl Gorbachov y se aupó al poder en Rusia, se desencadenó un violento levantamiento contra Zviad Gamsajurdia en Georgia, una de las naciones cristianas del Cáucaso que recuperaron la independencia
REPORTERO DE GUERRA: Estofado de perro, sardina en lata, jamón y caviar con cuchara (XXIII)

REPORTERO DE GUERRA: Estofado de perro, sardina en lata, jamón y caviar con cuchara (XXIII)

El gran Archibald Forbes no fue el único 'as' del Daily News durante la guerra franco-prusiana. Mientras el escocés exprimía a los sitiadores, en el interior de París actuaba Henry Labouchere, autor de deliciosas crónicas sobre la miseria de la vida cotidiana en la asediada capital. Labouchere era hijo de un banquero, había estudiado en la Universidad de Cambridge, había arruinado su porvenir
REPORTERO DE GUERRA: Archibald Forbes y los valientes sin entrañas (XXII)

REPORTERO DE GUERRA: Archibald Forbes y los valientes sin entrañas (XXII)

Los corresponsales de guerra de la «Edad de Oro» eran un grupo colorista y valiente, pero hicieron gala de escasa humanidad y carecían de perspectiva histórica. Con raras excepciones, compartieron el gusto por la sangre de la época y reseñaron la muerte atroz de miles de personas sin más preocupación que enviar reportajes arrebatadores. Fueron, en el sentido más literal del término, «mirones
REPORTERO DE GUERRA: Los clanes de la 'Tribu' (XXI)

REPORTERO DE GUERRA: Los clanes de la ‘Tribu’ (XXI)

La guerra nunca es como se presenta en el cine. Es algo turbio, sucio y horrible. El problema es que la visión continua de hechos espantosos termina por hacer que uno se habitúe a ellos, como le ocurre al cirujano en el quirófano de urgencias de un gran hospital o al policía de guardia en comisaría. Se da por supuesto que las muertes son inevitables y eso entraña el peligro de que se legitimen.
REPORTERO DE GUERRA: La Edad de Oro (XX)

REPORTERO DE GUERRA: La Edad de Oro (XX)

Por Alfonso Rojo En un mundo de información escasa, como era el de Russell, Clemenceau, Smalley e incluso el de Leguineche, Meneses, Quadra Salcedo o el que enfrentamos en nuestros inicios, veinte años más tarde, Pérez Reverte, Julio Fuentes, Gervasio Sánchez o yo, el reportero aportaba valor por tres razones: Tenía acceso privilegiado a las fuentes de la información Contaba los hechos con talento
REPORTERO DE GUERRA: El frente, la retaguardia, la censura y la alevosa patada hacia arriba (XIX)

REPORTERO DE GUERRA: El frente, la retaguardia, la censura y la alevosa patada hacia arriba (XIX)

Por Alfonso Rojo Una de las aportaciones de la Guerra de Secesión americana al periodismo mundial fue el perfeccionamiento de la censura que, aunque de manera aleatoria y desorganizada, fue aplicada desde el inicio del conflicto. En Bull Run, el primer enfrentamiento de la guerra, los periodistas norteños abandonaron la escena convencidos de que sus tropas se habían impuesto y sus diarios publicaron
REPORTERO DE GUERRA: En el corazón de las tinieblas (XVIII)

REPORTERO DE GUERRA: En el corazón de las tinieblas (XVIII)

Por Alfonso Rojo En 1869, cuando James Gordon Bennett, propietario del New York Herald y organizador de los primeros partidos de tenis y polo en Estados Unidos, además de promotor de carreras de yates interoceánicas, contrató al escocés Henry Morton Stanley y le asignó la misión de encontrar a David Livingstone, el misionero-geógrafo escocés desaparecido en las profundidades de África tres
REPORTERO DE GUERRA: Pacifistas y Patriotas (XIII)

REPORTERO DE GUERRA: Pacifistas y Patriotas (XIII)

Por Alfonso Rojo Así como una buena guerra vende ejemplares y sube la audiencia a lo grande, apostar por el pacifismo a ultranza también puede incrementar la tirada y dispara el share televisivo. Durante la Guerra del Golfo, en los primeros meses de 1991, Pedrojota tuvo el olfato de adoptar una línea contraria a la intervención aliada contra Saddam Hussein. Yo era partidario de darle lo suyo y
REPORTERO DE GUERRA: Cuentas de gastos, facturas y chupatintas (XVII)

REPORTERO DE GUERRA: Cuentas de gastos, facturas y chupatintas (XVII)

Por Alfonso Rojo En la actualidad, cuando el alcohol estimula su sinceridad, los veteranos de la 'tribu' suelen decir que lo más peligroso de esta profesión es justificar las cuentas de gastos ante el gerente de la empresa. Ocurre desde tiempos inmemoriales. Cuando Henry Villard, reportero del New York Tribune y uno de los mejores corresponsales norteamericanos, presentó su primera cuenta de gastos
REPORTERO DE GUERRA: La Brigada Bohemia y la botella de whisky (XVI)

REPORTERO DE GUERRA: La Brigada Bohemia y la botella de whisky (XVI)

Por Alfonso Rojo En 1978 llegué a la conclusión de que mi etapa de fotógrafo de un diario había concluido. Se aproximaba el momento de dar un salto cualitativo y probar si era capaz de imitar al protagonista de 'Foreign Correspondent'. En Centroamérica las mujeres no son rubias y hace demasiado calor para lucir una gabardina cruzada, pero era el lugar del mundo donde parecía estar fraguándose
REPORTERO DE GUERRA: Si no es cerca, no es verdad (XIV)

REPORTERO DE GUERRA: Si no es cerca, no es verdad (XIV)

Por Alfonso Rojo En la jerga de los corresponsales de guerra, según escribe Arturo Pérez Reverte, 'territorio comanche' es el lugar donde el instinto dice que pares el coche y des media vuelta: «El lugar donde los caminos están desiertos y las casas son ruinas chamuscadas; donde siempre parece a punto de anochecer y caminas pegado a las paredes, hacia los tiros que suenan a lo lejos, mientras escuchas
REPORTERO DE GUERRA: Julio Fuentes; un tipo que se vestía por los pies (XV)

REPORTERO DE GUERRA: Julio Fuentes; un tipo que se vestía por los pies (XV)

Me acuerdo muchas veces de Julio Fuentes. Han transcurrido ya más de 7.000 días, desde aquel aciago 19 de noviembre de 2001 en que unos facinerosos capitaneados por un psicópata llamado Reza Khan lo mataron en un recodo del tortuoso desfiladero que lleva de Jalalabad a Kabul y a menudo, cuando me hundo en esas soledades en las que los hombres hablan consigo mismos o con Dios, me viene a la memoria
REPORTERO DE GUERRA: Fotógrafos, el audaz 'Bang-Bang Club' (XII)

REPORTERO DE GUERRA: Fotógrafos, el audaz ‘Bang-Bang Club’ (XII)

Por Alfonso Rojo Se juegan el pellejo en cada disparo, como demuestran los casos de Patrick Chauvel, Juantxu Rodríguez, John Hoagland, Miguel Gil, Kurt Schork, Tim Hetherington, Chris Hondros, Joao Silva, Anja Niedringhaus, Christian Poveda y tantos otros. Son quienes nos enseñan gráficamente el espanto y arriesgan como nadie la vida en el empeño. De todos los testigos de la espeluznante realidad
REPORTERO DE GUERRA: La verdad sobre todo lo que veas (XI)

REPORTERO DE GUERRA: La verdad sobre todo lo que veas (XI)

La experiencia, sentir los balazos de la Guardia somocista a un palmo y emerger intacto del coche junto a la fotógrafa Susan Meiselas, fue para mi el equivalente del lance por el que pasó William Howard Russell en las escaramuzadas de Schleswig-Holstein. En 1850, cuando resultó herido y sobrevivió, Russell llevaba más de un decenio al servicio del Times y parecía en la cresta de la profesión,
REPORTERO DE GUERRA: "El bautismo de fuego y la inmortalidad" (X)

REPORTERO DE GUERRA: «El bautismo de fuego y la inmortalidad» (X)

Por Alfonso Rojo Pedrojota Ramírez tenia veintisiete años cuando ascendió súbitamente de redactor a director de periódico. Sería pretencioso establecer paralelismos, pero hubo un tiempo, en que experimentaba un insano placer al evocar que Russell había estudiado Derecho antes de lanzarse al periodismo, al igual que yo. Y también había entrado en la profesión de forma casual y tenía la misma
REPORTERO DE GUERRA: El jefe de pista y el acróbata (IX)

REPORTERO DE GUERRA: El jefe de pista y el acróbata (IX)

El diario The Times de Londres, institución británica que algunos ingleses consideran de igual peso que la Monarquía o el té de las cinco, celebró el pasado 1 de enero de 2020 el 235 aniversario de su nacimiento. Fue desde sus inicios un periódico con todas las de la ley y marcó siempre camino. Durante el asedio de la ciudad de Sebastopol, en 1854-1855, el príncipe Gortchakov, comandante en
REPORTERO DE GUERRA: El miserable antecesor de una tribu desgraciada (VIII)

REPORTERO DE GUERRA: El miserable antecesor de una tribu desgraciada (VIII)

William Howard Russell nació en Dublín en 1820, era protestante y desde la infancia se sintió atraído por la vida militar. Siendo todavía un niño, acostumbraba levantarse al amanecer para observar como desfilaban los soldados de un cuartel cercano, y en su adolescencia intentó alistarse varias veces, lo que hubiera conseguido de no oponerse tenazmente su abuelo. Sopesó la posibilidad de hacerse
REPORTERO DE GUERRA: The Action Junkies' o los profesionales adictos a la acción (VII)

REPORTERO DE GUERRA: The Action Junkies’ o los profesionales adictos a la acción (VII)

Aquí tienes por entregas y en forma de serial, como los antiguos folletines pero en clave casi académica, una obra sobre esa figura tan mítica del periodismo que es el corresponsal de guerra. Capítulo a capítulo, Alfonso Rojo va desgranando la historia, los secretos, los vicios y las virtudes de ese reducido, complicado y privilegiado grupo de profesionales que consumen su vida saltando de un
REPORTERO DE GUERRA: El emprendedor Havas, un genio apellidado Reuters y el 'trapo' (VI)

REPORTERO DE GUERRA: El emprendedor Havas, un genio apellidado Reuters y el ‘trapo’ (VI)

A finales del siglo XVIII una red de torres cubría buena parte de la hermosa campiña francesa. En lo alto del torreón, apostado en una plataforma y armado de un telescopio, permanecía un hombre cuya misión consistía en recibir y transferir mensajes. Cada plataforma solía estar emplazada en la cima de una colina y se distanciaba de la contigua una docena de kilometros. Como herramientas de comunicación,
REPORTERO DE GUERRA: El 'cabroncete' de Arnett, su satélite y mi amigo Igor (V)

REPORTERO DE GUERRA: El ‘cabroncete’ de Arnett, su satélite y mi amigo Igor (V)

Aquí tienes por entregas y en forma de serial, como los antiguos folletines pero en clave casi académica, una obra sobre esa figura tan mítica del periodismo que es el corresponsal de guerra. Capítulo a capítulo, Alfonso Rojo va desgranando la historia, los secretos, los vicios y las virtudes de ese reducido, complicado y privilegiado grupo de profesionales que consumen su vida saltando de un
REPORTERO DE GUERRA: El factor humano, el barril de ron y la triste viuda de Nelson (IV)

REPORTERO DE GUERRA: El factor humano, el barril de ron y la triste viuda de Nelson (IV)

Aquí tienes por entregas y en forma de serial, como los antiguos folletines pero en clave casi académica, una obra sobre esa figura tan mítica del periodismo que es el corresponsal de guerra. Capítulo a capítulo, Alfonso Rojo va desgranando la historia, los secretos, los vicios y las virtudes de ese reducido, complicado y privilegiado grupo de profesionales que consumen su vida saltando de un
REPORTERO DE GUERRA: Las torres de señales, el 'semáforo óptico' y el ansia de novedades (III)

REPORTERO DE GUERRA: Las torres de señales, el ‘semáforo óptico’ y el ansia de novedades (III)

Poco después de que, el 27 de agosto de 1792, apareciera el anuncio del Times, ofreciendo un empleo profesional a un 'caballero con idiomas', la meteórica escalada de Napoleón Bonaparte y la conmoción generada por sus triunfos militares intensificaron la alarma del público británico y el ansia de noticias. Como ocurría durante la transición española, la competencia se hizo feroz y los corresponsales,
REPORTERO DE GUERRA: La historia, los secretos, los vicios y las virtudes de los corresponsales

REPORTERO DE GUERRA: La historia, los secretos, los vicios y las virtudes de los corresponsales

Aquí tienes por entregas y en forma de serial, como los antiguos folletines pero en clave casi académica, una obra sobre esa figura tan mítica del periodismo que es el corresponsal de guerra. Capítulo a capítulo, Alfonso Rojo va a ir desgranando la historia, los secretos, los vicios y las virtudes de ese reducido, complicado y privilegiado grupo de profesionales que consumen su vida saltando de
Reportero de Guerra: La partida y el primer empleo (I)

Reportero de Guerra: La partida y el primer empleo (I)

Por Alfonso Rojo La figura de mi madre, levemente inclinada sobre la barandilla blanca de la terraza, fue lo último que vi cuando abandoné la casa familiar para descubrir el mundo. Permaneció en silencio, muda, agitando la mano en un gesto que era más una bendición que una despedida. Al final de la cuesta, donde está el cartel que pone Molinaseca, miré hacia atrás y seguía allí, enmarcada

Barack Obama: el pato sin espolones

El encargo venía envenenado, porque opinar de unas elecciones antes del recuento, entraña el riesgo de meter la pata, pero sin saber todavía si los republicanos consiguen sus objetivos, ya me atrevo a afirmar de forma tajante que se acabó la obamanía. Si algo ha marcado estas ‘midterm’ en Estados Unidos ha sido la intrascendencia del presidente. Obama ha resultado irrelevante durante la campaña

Obama o el presidente ‘toxico’

“La economía, estúpido”. Seguro que recuerdan la frase, porque se ha repetido en todas las latitudes y miles de debates, desde que la popularizó en 1992 Bill Clinton espetándosela a George Bush padre, durante su victoriosa campaña hacia la Casa Blanca. Pues está vez no va a ser la economía. Las elecciones legislativas del martes 4 de noviembre, las ‘midterm’, se libran en EEUU sobre

Francia y el PS: En el nombre del Padre

Van cuesta abajo y sin frenos. Y no parece que el presidente Hollande o el primer ministro Valls, puedan impedir la caída a los infiernos del Partido Socialista francés. Sobre el telón de fondo de una crisis agobiante, se escenifica un drama que Francia ha contemplado varias veces en su historia: el de la división fratricida de los socialistas, enzarzados en peleas que tienen tanto que ver con

Los yihadistas, Turquía, los kurdos, Obama y la perversa Ley de Murphy

Se denomina Ley de Murphy y se aplica a al amor, los negocios, la política y hasta la guerra: "Lo que pueda salir mal, sale mal". Lo hemos visto ayer en Oriente Próximo, donde Turquía lleva semanas haciendo equilibrismos, tratando de aprovechar su imprescindible implicación en la lucha contra los yihadistas para ajustar el tablero de la región, debilitando a la vez a los levantiscos kurdos y sacando

Los yihadistas decapitadores, los aviones de Occidente y la encrucijada turca

Turquía es clave. No sólo por su posición - comparte frontera con Irán, Irak y Siria- o por su condición de país musulmán. Con más un millón de soldados, es numéricamente la segunda fuerza militar de la OTAN, sólo detrás de EEUU, y tiene una tradición bélica que permite a su población asumir con relativa facilitad las bajas humanas. Fue una buena noticia el anuncio de que se implicará
Islam: en el nombre de un Dios salvaje

Islam: en el nombre de un Dios salvaje

El mantra que hay que repetir si te dedicas a la política o el periodismo es que el Islam es respetable y que la mayoría de los musulmanes es gente de paz, que rechaza el terrorismo yihadista. No voy a decir lo contrario, pero no se puede pasar por alto que los autores de casi todos los grandes atentados de las últimas dos décadas han perpetrado sus masacres invocando el nombre de Alá y que son

El Hombre de Acero

Desde nuestra óptica, hay algo en los rusos que se nos escapa. No se si se han fijado, pero en la Plaza Roja, detrás del mausoleo donde yace la momia de Lenin, sigue el busto de Stalin. Y al otro lado del Kremlin, en el lateral donde dos soldados hieráticos montan guardia junto al fuego perpetuo que honra a los caídos en combate, están escritos sobre bloques de mármol los nombres de las ciudades

Terror islámico: Cuchilla, Smartphone e Internet

La decapitación no es casual. Cortar la cabeza a un ser humano, como se degüella a un cordero, es algo sangriento, que evoca el sufrimiento de los animales en el matadero. Como método de ejecución, es un repulsivo teatro que se ha escenificado en los cadalsos del mundo durante siglos y que gente como nosotros, acunada en los placeres, seguridades y garantías de las sociedades democráticas había

El político, el dedo y el viento

Hay políticos con ‘olfato’. Son esos que viven siempre alerta y antes de tomar una decisión, levantan el dedo para saber hacia donde sopla el viento de la opinión pública. Existen también los que no se mueven obsesionados con las encuestas. Son esos, realmente raros, que tienen principios claros y una idea meridiana de lo que hay que hacer para arreglar las cosas. Son tan pocos, tan inusuales

Tontos o Miopes

Hay un viejo aforismo español, según el cual quien es tonto a los veinte años, suele ser tonto a los cincuenta. No es este el caso de los profesores universitarios, ahora muy de moda, que al igual que ponderan ciertas ‘culturas’ vecinas, ignorando su proclividad al velo y al látigo, alaban sin tapujos al chavismo. Es gente que ha estudiado y hasta viajado y eso todavía hace más chirriantes