Esto es lo que hay

Miguel Ángel Violán

6 meses y dos días

Es el tiempo que llevo empecinado en el aprendizaje de la lengua sueca: seis meses y dos días. Pasé, pues, la barrera psicológica de los seis meses. Si miro hacia atrás, ¿cómo lo veo?

De entrada observo un recorrido intenso. De no saber nada a balbucear con soltura creciente frases de sueco coloquial. Ciertamente tardé unos cuantos años en conseguir con la lengua alemana lo que ya he conseguido con la lengua sueca. Pero el tiempo ha jugado a mi favor: soy un estudiante más metódico, más constante y sabedor de que si quiero, puedo.

Con la lengua alemana alcancé el 90 sobre 100 en la competencia oral del máximo nivel, el C-2. Pero tardé ciertamente mucho tiempo en conseguirlo. Sé que con el sueco va a ser distinto. Estoy muy motivado y la propia rapidez de mi aprendizaje añade motivación. Cuanto más aprendo, más deseo aprender y más pronto.

Además, las nuevas tecnologías ayudan sobremanera. Qué placer poner la radio sueca, grabar programas de la TV y reproducirlos en MP4, subrayar recortes de la prensa que mi hija me trae desde Estocolmo…

Me veo. Me veo algún día entrevistado en un plató de la TV sueca y siendo preguntado sobre «¿cómo demonios aprendió usted la lengua sueca tan rápìdo?»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Violán

Miguel Ángel Violán, Barcelonés. Periodista y escritor. Formador de comunicadores con millares de ex alumnos repartidos por toda España y Latinoamérica. Es doctorando en oratoria y conferenciante.

Lo más leído