Esto es lo que hay

Miguel Ángel Violán

El azúcar de don Luis

Tomo mi consuetudinario cortado de media tarde en el jardín del Ateneo barcelonés y observo los gramos de azúcar que se desperdician en las bolsitas de plástico semivacías. Y la memoria me retrotrae al cafetín de la central de la cadena RIU en Playa de Palma, donde trabajé 12 años…

Don Luis Riu Güell, a la sazón ya consejero-delegado con su hermana Carmen, ordenó juntar el azúcar sobrante de los sobrecillos del cafetín de empresa en un recipiente. Nuestro jefe había observado que unos pocos gramos de desperdicio multiplicados por centenares de sobres individuales de consumo anual daban unos cuantos kilos de azúcar despilfarrado. Abominable gasto por lo innecesario.

La medida fue tomada con sorna por algunos empleados. Sin embargo, yo mismo me di cuenta con el tiempo del sentido profundo de la medida: la hostelería es por excelencia la industria de la gestión de costes. Muchos pocos hacen un mucho. Y las oportunidades de ahorrar (o cuanto menos, de no desperdiciar) son infinitas.

Otra cosa son los límites que debieran tener estos tijeretazos tan ínsitos en el ADN de la empresa. «Pincharemos en hueso», «esto va a descarrilar», eran comentarios recurrentes de algunos trabajadores. Pero la empresa no descarriló, se mantiene como una de las más rentables de Europa y prosigue su expansión. A sus espaldas, una larga historia de pequeños o grandes recortes de gastos. Unos más acertados que otros. Y en este juego de sumas y restas, una sólida realidad empresarial de dimensiones insospechadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Violán

Miguel Angel Violán es barcelonés, periodista y escritor, con 41 años de experiencia en el campo de la comunicación (Grupo Mundo, diario AVUI, TV3, Catalunya Ràdio, Radio Nacional de España, Círculo de Lectores/Bertelsmann, RIU/TUI).

Lo más leído