España se equipara a la media de los países de la OCDE porque esta ha bajado

Informe PISA: La educación española se estanca en ciencias y mejora en lectura

Por primera vez, los alumnos han hecho la prueba por ordenador

Informe PISA: La educación española se estanca en ciencias y mejora en lectura
Educación en los clásicos

El informe internacional constata la brecha entre el norte y el sur de España, en lo que a nivel educativo se refiere

Si España fuera un estudiante, llevaría 15 años sacando las mismas notas, décima arriba, décima abajo. Así queda retratada en el Informe PISA, la prueba internacional más conocida y reconocida del mundo, de la que acaba de salir una nueva entrega (Los 15 puntos que propone Méndez de Vigo para cerrar un pacto en Educación).

El último informe, con datos de 2015, recoge esa imagen congelada. Sobre una escala en la que la media es de 500 puntos, España ha descendido desde el último examen tres puntos en ciencias (donde suma 486 puntos), sube dos en matemáticas (486) y mejora el lectura con siete puntos más hasta 496.

Por primera vez, se sitúa parejo a la media de los países desarrollados después de que los resultados generales hayan descendido.

BRECHA NORTE-SUR ENTRE CCAAA

Las diferencias académicas entre las regiones ricas y pobres en España, o dicho de otra manera, entre el norte y el sur del país, son enormes según refleja  la sexta edición del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA 2015), publicado este 6 de diciembre de 2016.

Las distancias son menores que hace décadas, pero han aumentado respecto a 2003 en las tres competencias.

Las mayores desigualdades no se dan entre países, sino entre regiones y, más aún, entre el nivel cultural de los padres.

Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia están por debajo del 75% de la renta per cápita media en la Unión Europea.

LAS CLAVES DEL INFORME

El Programa Internacional para la Evolución de Estudiantes (PISA en sus siglas en inglés) es un examen que trata de medir no lo que los alumnos saben de distintas asignaturas sino cómo usan los conocimientos que tienen en contextos desconocidos, tanto dentro como fuera de la escuela.

Se celebra cada tres años desde 2000. Los resultados de la última prueba, celebrada en 2015, se acaban de hacer públicos. Incluye tres áreas: competencia científica, matemática y lectora.

La prueba se centra en cada edición en una de esas especialidades, en la que se desarrollan la mayoría de las preguntas, mientras las otras dos se quedan con el resto de preguntas. En la edición de 2015 el área principal ha sido ciencias.

En 2000 se concentró en lectura; en 2003, en matemáticas; en 2006, en ciencias; en 2009, en lectura de nuevo y en 2012 repitieron las matemáticas.

Por primera vez, los alumnos han hecho la prueba por ordenador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído