Según el nuevo estudio de la revista de la Unión de los Consumidores de EEUU

El colorante que le ponen a la Coca Cola y otros refrescos lleva una sobredosis de un químico cancerígeno

Los especialistas insisten en que es posible minimizar la presencia de la sustancia, ya que a fin de cuentas es insípida

El colorante que le ponen a la Coca Cola y otros refrescos lleva una sobredosis de un químico cancerígeno
Coca-Cola. CC

La Asociación de Productores: "No hay razón para preocuparse"

Es como para alarmarse. Ahora resulta que el colorante caramelo que se usa para ‘maquillar’ a la Coca-Cola y otros refrescos populares, y así darles ese característico color marrón dorado, contiene nada más y nada menos que una sobredosis de 4-metilimidazol, un elemente químico con un efecto cancerígeno demostrado en humanos, o al menos así lo confirma ‘Consumer Reports‘.

El nuevo estudio de la revista de la Unión de los Consumidores de EE.UU. publicado este jueves 24 de enero de 2014 y del que se hace eco ‘RT‘, es uno más en una serie de investigaciones realizadas a lo largo de los últimos años que denuncian la presencia de este elemento químico en las bebidas más populares y sus efectos dañinos en la salud humana.

EXPERIMENTOS CON ANIMALES

La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de Salud califica la sustancia de cancerígena, basándose en experimentos con animales.

Los médicos piden una regulación más estricta al respecto y acentúan que los niveles de 4-metilimidazol dependen de las técnicas usadas para fabricar el colorante, en otras palabras, dependen del suministrador de cada productor de refrescos. Aún más: puede ser diferente en lotes de la misma marca. Según ‘Consumer Reports’, una Pepsi adquirida en diciembre en el estado de Nueva York contenía cuatro veces más 4-metilimidazol que una Pepsi comprada el mismo mes en California.

NO DA SABOR

Los especialistas insisten en que es posible minimizar la presencia de la sustancia cancerígena en las bebidas y hacen hincapié en que, a fin de cuentas, el uso del colorante es puramente cosmético y no da ningún sabor.

Cabe recordar que recientemente el estado de California obligó a todos los alimentos y refrescos cuyo consumo pueda exponer al organismo a más de 29 microgramos de 4-metilimidazol diarios a advertirlo en sus etiquetas. Para hacerse una idea, una medida de 340 mililitros del refresco Malta Goya, por ejemplo, contiene más de 300 microgramos de la peligrosa sustancia, muy por encima de Coca-Cola o Pepsi-Cola.

En respuesta al estudio, la Asociación de los Productores de refrescos de EE.UU. informó a través de un comunicado:

«En contra de las conclusiones de ‘Consumer Reports’, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha señalado que no hay razón en absoluto para preocupaciones acerca de la salud, una posición respaldada por las agencias reguladoras de todo el mundo».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído