Herrero se muestra abierto a posibles acuerdos con los demás candidatos

El presidente de la patronal andaluza (CEA), Santiago Herrero, se ve «fuerte, seguro y con posibilidades» de suceder a Gerardo Díaz Ferrán como presidente de la CEOE, tanto que incluso se ha presentado como el «eje» de posibles acuerdos con los otros candidatos, el presidente de Ametic, Jesús Banegas, y el de Fomento del Trabajo, Joan Rosell.

«Me siento el eje de todos los acuerdos posibles. El problema no es con quien me quiero integrar sino quien se quiere integrar conmigo y estoy abierto», ha asegurado. Así de eufórico se mostró en un encuentro con los medios organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en el que desgranó algunos de los puntos claves de su candidatura.

Herrero se plantea recuperar los más altos niveles de representatividad de una CEOE que, a su juicio, corre el riesgo de «desmembrarse». En esta circunstancia, aseguró haber reunido por toda España muchos votos «fieles», dentro de lo que llamó una «aritmética real, no ilusoria».

Por otro lado, Herrero, que no ha querido valorar qué apoyos tendrán el resto de los candidatos, aunque ha asegurado que tiene «sensaciones», ha insistido en que la «responsabilidad» de todos ellos debe ser que «las soluciones (a la situación de la CEOE) no sean peores que los problemas».

Así, avanzó que tras conocerse los votos de los más de 800 vocales el próximo 21 de diciembre, si no resulta elegido, se pondrá a disposición del nuevo presidente, y confió en que los otros candidatos tengan la misma intención para asegurar así la unidad de la Confederación.

RESPETO A ARTURO FERNANDEZ

Por otro lado, aunque Herrero se refirió en todo momento a los tres candidatos oficiales, también hizo mención al presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, quien ha mostrado su intención de presentarse como candidato si no lo hace Manuel Pizarro.

«Le aprecio muchísimo y es un magnífico presidente de CEIM. Tiene mucho que decir en las elecciones», indicó Herrero, quien, con todo, recordó que queda ya poco tiempo para decisiones de última hora. «Lo que llevamos trabajado los candidatos limita el espacio posible a una nueva candidatura», apostilló.

LAS PROPUESTAS

En cuanto a su visión de la nueva CEOE, Herrero aseguró que la Confederación necesita «un análisis interno de arriba a abajo» y avanzó que «se puede hacer una reducción de servicios para una mejor eficiencia en su prestación».

«Creo que la estructura de gobierno de la CEOE debe ser creíble, y, probablemente, no es una estructura creíble tener 21 vicepresidentes», precisó para dejar caer que si llega a la Presidencia de la patronal propondrá una reducción de estos cargos.

Por otro lado, en su voluntad de recuperar la representatividad de la patronal, el presidente de la CEA destacó también que «el tema de los autónomos es esencial» y consideró que la CEOE debe actuar más desde la filosofía de una empresa que desde la de un ‘lobby’

CONFIA EN UN ACUERDO DE NEGOCIACION COLECTIVA

Por otro lado, Herrero afirmó que «hay tiempo para llegar a un acuerdo» sobre negociación colectiva con los sindicatos, a los que ofreció mantener un diálogo permanente, especialmente «activo e intenso» desde el 22 de diciembre, cuando se haya resuelto la sucesión al frente de la CEOE.

Con todo, Herrero consideró que si no fuese posible alcanzar un acuerdo con los sindicatos, el Gobierno «tiene la obligación de legislar». Preguntado por si el Ejecutivo favorecería a los empresarios en este caso, el candidato a la Presidencia de la CEOE defendió que «son apreciaciones subjetivas». «A mí siempre me ha parecido que el árbitro lleva la camiseta de otro equipo», sentenció.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído