Señala al Gobierno del presidente Duque, pero no denuncian a los terroristas Iván Márquez y Jesús Santrich por amenazar las instituciones

El partido de Pablo Iglesias apoya abiertamente al grupo terrorista colombiano FARC

Las juventudes de Podemos y CUP han hecho público un documento al que llamaron "Comunicado de organizaciones juveniles catalanas sobre la situación del proceso de paz en Colombia"

El partido de Pablo Iglesias apoya abiertamente al grupo terrorista colombiano FARC
Pablo Iglesias / Miembros del grupo terrorista colombiano

El partido de Pablo Iglesias sigue haciendo gala de extremismo, en un comunicado conjunto con la CUP han expresado su apoyo a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un grupo terrorista colombiano.

El documento se titula «Comunicado de organizaciones juveniles catalanas sobre la situación del proceso de paz en Colombia», y en él las juventudes de Podemos en Cataluña (Confluència Jove) y Arrán (las nuevas generaciones de la CUP) defienden a los narcoterroristas y señalan al Gobierno del presidente Iván Duque.

«La gravedad de la situación se muestra si vemos los números desde el año 2016: más de 1.000 líderes sociales y 225 ex guerrilleros asesinados. Muchos de ellos son jóvenes comprometidos que luchaban para mejorar la vida de sus comunidades», explican los extremistas que además piden que «se garantice la vida de los líderes sociales y de los ex combatientes de las FARC-EP».

«Las organizaciones juveniles revolucionarias y de la izquierda catalana queremos expresar la preocupación que nos genera la tendencia que ha tomado la situación política en Colombia desde los acuerdos de paz de 2016, agravada especialmente este 2020; año en que ha habido un aumento de las masacres, que ya son más de 60 desde enero«, argumentan.

Los radicales exhiben su compasión como una práctica de bandos, pues señalan a otros «grupos armados legales e ilegales», supuestamente apoyados por el Gobierno, por ser los responsables de generar violencia «mayoritariamente en zonas rurales e históricamente golpeadas por el conflicto».

Además han aprovechado para referirse a las manifestaciones violentas que han golpeado al país, «los graves hechos ocurridos recientemente en Bogotá, donde los cuerpos policiales han asesinado 13 manifestantes cuando protestaban contra la brutalidad policial», expresan.

«Lamentamos y condenamos rotundamente estos asesinatos, así como la criminalización de la protesta y de organizaciones sociales, intensificada desde ese momento», agregaron respecto de la violencia de la extrema izquierda en las calles de Bogotá.

Además de esto, tildan como «muy grave» lo que consideran «el incumplimiento sistemático de los acuerdos de paz de 2016 por parte del Gobierno con intervenciones directas de las fuerzas armadas sobre cultivos de coca en comunidades rurales y la no realización de las inversiones pactadas en estas mismas comunidades, donde aún hoy día hay poblaciones que viven en la más absoluta pobreza».

La Juventut Comunista de Catalunya, la Juventut Socialista Unificada de Catalunya y La Forja Juventut Revolucionari (grupo ligado al grupo secesionista Poble Lliure) también han formado parte de las fuerzas que apoyan el manifiesto.

Para el partido de extrema izquierda, apoyar al grupo terrorista colombiano no es nada nuevo, como ya hemos contado en PD, Enrique Santiago fue uno de los hombres clave en la negociación del proceso de paz en Colombia, donde justamente destacó por ser uno de los asesores del grupo terrorista de las FARC.

El Gobierno de Colombia responsabiliza a disidentes de las FARC de la violencia

Las instituciones de Colombia han demostrado que los hechos son algo diferente a lo que explica el partido de Pablo Iglesias, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha asegurado este lunes 6 de octubre de 2020 que los disidentes de las extintas FARC y otros grupos armados ilegales son los responsables del 78 por ciento de los actos de violencia contra los excombatientes en proceso de reinserción.

En una rueda de prensa, el mandatario ha explicado que un 58 por ciento de los actos de violencia contra excombatientes han sido resueltos por la Fiscalía General de la Nación, mientras que ha indicado que estas acciones responden a «asuntos relacionados con el narcotráfico».

«Cerca del 78 por ciento de las afectaciones esclarecidas muestran que quienes están detrás de estos hechos son las disidencias de las FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Clan del Golfo (disidencia paramilitar), Los Caparros y Los Pelusos –bandas ilegales–«, entre otros, ha afirmado el mandatario colombiano.

Los datos ofrecidos por Naciones Unidas señalan que, desde la firma de los Acuerdos de Paz –en 2016– se han contabilizado 297 ataques contra exmiembros de las disueltas FARC –224 asesinatos, 53 intentos de homicidio y 20 desapariciones–

Los líderes terroristas de las FARC que amenazan a Colombia desde la Venezuela de Maduro

El pasado 29 de septiembre de 2020 se informó de la reaparición de los cabecillas del ala armada grupo terrorista, Iván Márquez, Jesús Santrich y Hernán Darío Velásquez, alias «el paisa», quienes se beneficiaron de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y posteriormente regresaron a las armas, refugiándose en territorio venezolano.

Juan Carlos Monedero con Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich.

En esta oportunidad, los terroristas hicieron una serie de reclamos y amenazas al Gobierno de Colombia, pidiendo la renuncia del presidente de la República, Iván Duque.

En un comunicado, el grupo de guerrilleros que se denomina FARC-EP, ‘Segunda Marquetalia’, señala que Duque debe irse anticipadamente de la presidencia de la República, porque es un mandatario ilegítimo que quiere generar caos destruyendo el equilibrio de poderes al incurrir en desacato y cuestionamiento público a decisiones de la Corte Suprema de Justicia.

La respuesta del Gobierno de Iván Duque fue contundente:

«Tarde o temprano caerán vivos o muertos, son una traición al proceso de paz (…) su mensaje es una ratificación de seguir en el narcotráfico y acciones de terrorismo, y su decisión de desestabilizar las instituciones y el Gobierno», afirmó Rafael Guarín, Alto Consejero para la Seguridad, quien confirmó que los terroristas se encuentran en Venezuela bajo el amparo del dictador Nicolás Maduro

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído