El fondo de pensiones de Japón logra una rentabilidad récord en 2014

El Fondo de Inversión de Pensiones del Gobierno de Japón (GPIF por sus siglas en inglés) ha logrado en 2014 una rentabilidad récord del 12,27%, frente a la del 8,64% cosechada un año antes, según ha informado la entidad, que ha apostado en el último ejercicio por una estrategia más agresiva ante el debilitamiento del yen, incrementando su exposición a la renta variable.

Durante el pasado ejercicio, el Fondo logró una rentabilidad del 30,48% por sus inversiones en acciones en Japón, frente al 18,09% de 2013, mientras que sus apuestas en renta variable internacional le reportaron un 22,27%, por debajo del 32% del año pasado.

En cuanto a su cartera de renta fija, los bonos domésticos reportaron al fondo de pensiones nipón una rentabilidad del 2,76%, frente al 0,60% del año pasado, mientras que la deuda de otros países ofreció una rentabilidad del 12,7%, frente al 14,93% de 2013.

Al cierre de 2014, los activos del fondo de pensiones de Japón alcanzaban los 137,46 billones de yenes (alrededor de un billón de euros), lo que representa un incremento del 8,6% en un año.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, impulsó en el marco de su ‘Abenomics’ un cambio en la cartera del GPIF con vistas a lograr mejores rendimientos que contribuyesen a financiar las pensiones ante el envejecimiento de la población de Japón.

Según el último informe del fondo de pensiones, la exposición a renta fija doméstica ha caído al 39% desde el 60% y se prevé que baje hasta el 35%, mientras que la cartera de acciones japonesas se ha incrementado al 22% desde el 12%, mientras que la exposición a valores internacionales alcanzó el 20,89%. En ambos casos la entidad pretende llegar al 25%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído