Castilla: «Tratadnos como si fuésemos vascos»

Queridos amigos, esta semana ha sido especial, estoy muy contento, como todos ustedes, imagino, porque el pasado lunes ha sido nuestra fiesta, la fiesta de Castilla (bueno, “y León”) y lo hemos celebrado como de costumbre…
Yo empecé por un buen desayuno castellano. Las fiestas deben conocerse desde el principio y yo empecé el día con abundantes frutos de la tierra, mira que tenemos calidad y cantidad abundantes en esta tierra de Dios. Desayuné con calma, saboreando con delectación cada producto, y cuando acabé me puse la ropa de las fiestas, la de los días grandes, y salí a las calles a unirme a las celebraciones masivas.
Efectivamente calles y plazas estaban llenas de ciudadanos alegres y reivindicativos, orgullosos de ser castellanos y que habían decidido manifestarlo públicamente y reclamarse como tales. Como saben, la mani, en la que vi a muchos de ustedes, estaba encabezada por nuestras primeras autoridades políticas, sociales y culturales, que portaban pancartas reivindicativas y nuestra bandera castellana de color carmesí. No quiero que se me olvide el papel preponderante de los sindicatos de trabajadores que, al igual que hacen en otras regiones, se sumaron alegres, felices y dicharacheros a la reivindicación popular. Sin el compromiso explícito de nuestras autoridades y sindicatos el lunes pasado habría sido una jornada vulgar, intrascendente y apagada, como cualquier otro día.
Miles y miles y miles de palentinos, venidos de todos los rincones de la provincia y de la emigración al extranjero y a otros lugares de España se sumaron al acto, demandando una mayor presencia de Castilla en las instituciones, y solicitando que los intereses de Castilla tengan un mayor peso en las decisiones de los gobiernos de la nación, protestando civilizada y pacíficamente contra el injusto y antidemocrático concierto económico del País Vasco, que tantos puestos de trabajo, tanta emigración y tanto dinero cuestan a Castilla.
Como ustedes recordarán, tras breves parlamentos de algunos alcaldes de la provincia y del presidente de la Diputación, en los que tras homenajear a los comuneros de Castilla, se quejaban de las ventajas políticas que el actual conflicto con los independentistas va a aportar a Cataluña, se abrió la parte lúdica de la gran jornada que vivió Palencia el lunes pasado. La multitud se dispersó por los diferentes lugares de ocio dispuestos por asociaciones sociales, culturales y vecinales de toda la región que prepararon juegos tradicionales castellanos destinados tanto a los niños como a jóvenes y mayores.
Parques y jardines, plazas y calles, bares y restaurantes, comercios pequeños y grandes superficies presentaban ornamentación de ambiente castellano y palentino, con ingeniosas alegorías a nuestra fiesta comunera y radicales reclamaciones a las autoridades nacionales. A todos nos llamó la atención la pancarta repetida a la entrada de casi todos los lugares públicos pancarta previamente acordada por partidos, sindicatos y responsables políticos, y que decía: “Nosotros somos castellanos pero queremos ser tratados como si fuésemos vascos nacionalistas”.
Según iba cayendo la tarde decenas de miles de personas se acercaron al monumento a los comuneros, ya saben, en la calle Maldonado, en el barrio de Pan y Guindas, donde tras la ofrenda floral a los héroes comuneros se entregaron los premios de los juegos habidos durante la mañana, los más celebrados fueron los vencedores de la tanga, los bolos y calva que fueron largamente ovacionados y jaleados por los presentes.
Y así, señores trascurrió nuestra fiesta regional… como ustedes pudieron comprobar al día siguiente la prensa nacional, todos los periódicos y todas las teles llenaron sus secciones más importantes con impresionantes reportajes de lo ocurrido en nuestra ciudad… Nada de hablar de Sant Jordi, ni conflictos independentistas ni rosas ni libros. Solo las informaciones sobre la fiesta castellana coparon todos los informativos nacionales.
Hala, señores, les dejo que estoy oyendo un estrépito que… debe ser el despertador, vaya horas… hasta la semana que viene, amigos.

*******************************************
……Mi colaboración semanal en Onda cero Palencia………

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído