La mejor forma de que no te entren los okupas

Leo que el Partido Popular está promocionando una nueva ley para que nadie okupe la casa de otro. Sí. Algo así de sencillo parece que no existía en España. O si existía no servía. Si alguien quiere entra en tu casa durante tu ausencia y no hay manera de echarle. Legalmente digo. Te han robado tu casa y te quedas a verlas venir. Indefenso. Inerme. Apijotao. España siglo XXI. ¿Europa? ¡Anda ya!

Te lo has ganao, lo has pagao con gran esfuerzo o estás en ello. Toda una vida. Para gran alegría del banco. Pero llegan unos pringaos y te la mangan. Años llevamos así. Y años de lucha judicial se necesitan para recuperar tu hogar. ¿Hay alguna palabra más sagrada que “hogar”?

Pero vienen esos políticos de siempre y salen en defensa de quienes han roto la ley. Declaran a la prensa que pobrecillos, que en algún sitio tienen que vivir. Los salteadores. No, a ti no te defienden. Te jodes. Tu esfuerzo se va a la mierda. O el de tus padres. Que esos que han entrado en tu casa reventando la puerta tienen derechos por encima del tuyo a la propiedad de tu casa. A estos políticos les ponen un micrófono y una cámara y te convierten en un desgraciado capitalista que explota la miseria de los demás. Por haberte pagao una casa rompiéndote la espalda a trabajar.

Cuando la ley admite que cualquiera pueda entrar tan ricamente en tu casa y dejarte fuera hay que pensar que la mejor forma de evitarlo es tener a una pareja de la Guardia Civil delante de la puerta. Y seguir defendiendo a los okupas. A los okupas de los demás.

Sígueme en tuiter: @pedrodehoyos

Recibe nuestras noticias en tu correo

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído